Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tipos de interés y tener trabajo, principales condicionantes a la hora de pedir un crédito

Los tipos de interés y el hecho de tener trabajo son los principales condicionantes de los españoles a la hora de pedir un crédito al consumo, en detrimento de una coyuntura económica incierta y la garantía de cobertura por un seguro.
Esta es una de las principales conclusiones del 'Estudio sobre el uso e imagen de la financiación en los servicios y consumo' de 2016 elaborado por Millward Brown para Asnef, en el que se pone de manifiesto que la facilidad y comodidad de pago, la inmediatez y la posibilidad de pagar a plazos son los aspectos más valorados antes de solicitar financiación.
El informe apunta que todavía continúa existiendo una necesidad clara de financiación, dado que dos tercios de los clientes no podrían haber adquirido el producto en ese momento sin esta ayuda. También indica que la predisposición a la contratación futura es total.
Los electrodomésticos y el menaje del hogar siguen siendo los principales artículos financiados, seguidos de los aparatos electrónicos, entre ellos el teléfono móvil. Además, se reactivan los mercados automovilísticos y de turismo y viajes, y cobran importancia otros productos y servicios como la ropa, la educación, la alimentación o los juguetes.
AUMENTA LA 'AUTO INFORMACIÓN'
La gran mayoría de los usuarios afirma haber recibido información sobre las condiciones de financiación que, según el estudio, les han resultado "sencillas y fáciles de entender". Sin embargo, se está incrementando la tendencia a la 'auto información' en Internet.
Respecto a los canales en los que se suele pedir la financiación, el establecimiento es la principal fuente de información, recuperando los niveles de 2009, debido a la comodidad y a la posibilidad de no pagar intereses.
En el punto de venta los productos más financiados son el equipamiento del hogar y electrónica, mientras que el crédito personal --que se elige por el pago a plazos o por no tener suficiente dinero-- se solicita para la adquisición de automóviles.
El estudio también muestra que la financiación a través de Internet ha crecido "considerablemente", aunque todavía la mitad de los usuarios va a la tienda a ver el producto previamente. El dispositivo escogido para realizar estas operaciones es el ordenador en el 90% de los casos. El 'smartphone' suele ser más relevante que la tablet y en ambos destaca el uso de las 'apps'
La financiación online se elige por ser cómoda, rápida y fácil, además de por que permite elegir el momento y el lugar, mientras que la financiación tradicional se valora por el trato personal y por la sensación de confianza.