Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un total de 28 fondos de inversión españoles e internacionales han mostrado su interés en Pescanova

Un total de 28 fondos de inversión, tanto españoles como internacionales, han mostrado su interés en Pescanova, tanto en el grupo en su conjunto, como en la participación en sociedades específicas, según señala el informe concursal.
En este sentido, Deloitte, administrador concursal de la firma, ha mantenido reuniones y proporcionado información a casi esta treintena de fondos de inversión.
El informe pone de manifiesto que durante el periodo concursal, la consultora ha constatado el interés mostrado por parte de distintas grupos con "potenciales soluciones" para el concurso de la firma gallega.
Entre ellos destacan la participación por parte de siete entidades financieras y de Xesgalicxia en un crédito sindicado para la aportación de financiación de circulante por parte de 56 millones de euros tras la declaración de concurso.
No obstante, la consultora asegura que no ha recibido para su evaluación ninguna propuesta de convenio u otro tipo de propuesta que considere la viabilidad patrimonial de la sociedad o su grupo.
Asimismo, según el informe, el administrador también ha constatado interés por parte de la base de accionistas de la sociedad, que el próximo 12 de septiembre, fecha en la que se ha convocado junta general extraordinaria, propondrá un nuevo consejo de administración.
Además, se llevará a cabo la contratación, con autorización del consejo de administración, del trabajo de un asesor externo para la revisión de escenarios del plan de viabilidad del grupo.
En este contexto, la administración concursal espera recibir y evaluar propuestas de convenio para la sociedad durante el tiempo legalmente establecido para ello y, en su defecto, propuestas que en liquidación, supongan una solución conjunta para la compañía.
El informe revela que el "intenso" proceso inversor en el que se embarcó la sociedad, las necesidades operativas de financiación del mismo, así como la asunción de pérdidas operativas en parte de su negocio tradicional, provocaron unas "fuertes" necesidades de financiación, que incrementadas adicionalmente por los propios costes financieros de la deuda ya acumulada desembocaron finalmente en los más de 3.600 millones que forman el total pasivo del concurso.
"Este nivel deuda y la incapacidad de seguir incrementándola ha llevado a una situación de insolvencia en la que la compañía era incapaz de atender a sus obligaciones exigibles de circulante y pago de la deuda", señala el informe.