Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inversión inmobiliaria alcanza récord en España en 2015

La inversión inmobiliaria en España ha alcanzado los 10.790 millones de euros en 2015, una cifra "récord" que supera los niveles de 2007, ha explicado este miércoles en rueda de prensa la directora general de Aguirre Newman en Barcelona, Anna Gener.
La tendencia de crecimiento se ha detectado en el conjunto de segmentos --desde oficinas a hoteles y residencial--, y con un peso mayoritario de los inversores internacionales, ha explicado el director de Inversiones de la consultora inmobiliaria, Hipólito Sánchez, que lo ha calificado de señal de que el mercado se ha saneado y vuelve a funcionar con normalidad.
En el caso de Cataluña, la inversión ha sido de 1.977 millones, también dato histórico y un 43% superior al de 2014. Del total de inversión en la comunidad autónoma, el 85% corresponde a inversores internacionales --incluyendo las socimis, cuyo capital es en más del 90% extranjero--, y 884,6 millones se invirtieron en oficinas de Barcelona (un 52% más que en 2014), 347,5 en hoteles (+25%), 196,5 en residencial y 185,9 en suelo (+43%), 163,5 en locales comerciales (frente a 28 millones en 2014, aunque hay muchas operaciones entre particulares que no se contabilizan), y 89,5 millones en industrial/logística de toda Catalunya (+30%).
También ha sido histórico el volumen de contratación de oficinas en Barcelona en 2015, con 400.000 metros cuadrados alquilados, y la disponibilidad ha caído al 11% en el centro, donde hay más demanda que oferta especialmente para locales de más de 1.500 metros cuadrados, lo que ha empujado los alquileres al alza y las rentabilidades para inversión a la baja en el caso de los mejores activos --tanto en oficinas como en locales comerciales--.
Sánchez ha indicado que la obsolescencia de las oficinas en el centro de la ciudad, al igual que en Madrid, está empujando a su rehabilitación para reconvertirlas en viviendas de lujo para compradores extranjeros: "Es muy posible que la sede de Convergència en la calle Córcega acabe siendo residencial", ha ejemplificado.
Respecto a la contratación logística en el conjunto de Cataluña, ha alcanzado el récord de 554.000 metros cuadrados, y falta producto de más de 20.000 metros cuadrados, por lo que ya están apareciendo promociones sin inquilino prefijado, mientras que los alquileres de naves se han estabilizado --tras caer un 45% durante la crisis-- y la disponibilidad en el área de Barcelona se ha reducido.
2016 DE CONSOLIDACIÓN ALCISTA
Para 2016, las previsiones de Aguirre Newman pasan por repetir niveles de inversión cercanos a los 2.000 millones de euros y que algunos propietarios se animen a vender por las ofertas atractivas dada la demanda insatisfecha por la falta de producto, con protagonismo de los segmentos de oficinas, suelo y residencial, y más operaciones en búsqueda de rentabilidad a largo plazo en vez de especulación comprando y vendiendo.
Los compradores mayoritarios seguirán siendo las socimis y fondos internacionales, aunque reaparecerán los patrimonios familiares locales, especialmente en residencial y oficinas, y surgirán nuevas promociones, aunque tardarán entre 12 y 18 meses en llegar al mercado.
"2016 será el año de la consolidación de la tendencia alcista del mercado inmobiliario en Barcelona", ha afirmado Sánchez, que ha señalado que la capital catalana suele ir un año por detrás de Madrid tanto para entrar en la crisis como para salir porque es un mercado más estable, y Madrid ya despertó en 2014, ha agregado Gener.
Entre las operaciones destacadas de 2016 y más adelante figuran la parcela de 150.000 metros cuadrados para un almacén de Amazon en El Prat de Llobregat (Barcelona), y más de 100.000 metros cuadrados nuevos de centros comerciales, entre el proyecto del nuevo complejo de Finestrelles (a la entrada de Barcelona) y las ampliaciones de La Maquinista, Heron City y Baricentro.