Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inversión inmobiliaria no residencial en España marcó cifra récord al crecer un 36% en 2015

La inversión inmobiliaria no residencial en España alcanzó una cifra récord en 2015, situándose en los 11.700 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 36%, según el estudio 'Mercado de Inversión Inmobiliaria' elaborado por el área de Financial Advisory de Deloitte.
Este crecimiento se debe, principalmente, a las 171 transacciones materializadas sobre un total de 203 activos singulares o carteras de activos. La mayor parte de la inversión (57%) se concentró en la ciudad de Madrid, mientras que Barcelona obtuvo un 10% de la inversión total.
Respecto a los segmentos con más actividad, el sector de oficinas volvió a ser el más activo, representando el 45% del total, seguido en segundo lugar por el segmento 'retail', con más de 1.817 millones de euros transaccionados de centros comerciales y 1.220 millones de euros de locales en calle.
En tercera posición, el sector logístico alcanzó los 674 millones de euros y se consolidó como la alternativa más accesible para aquellos inversores que buscan las rentabilidades más altas sin entrar en riesgo de promoción de suelo.
En 2015, el inversor 'private equity' representó únicamente un 7% del volumen de inversión, dejando paso a los grandes inversores institucionales y a las socimis, que representaron el 62% de la actividad anual total.
El mercado de deuda fue uno de los principales dinamizadores del repunte de la actividad, gracias al abaratamiento generalizado de los costes de financiación y la flexibilización de los calendarios de amortización. La banca extranjera, salvo excepciones, perdió competitividad respecto a los principales bancos españoles.
PERSPECTIVAS
En cuanto a las previsiones, el socio de Financial Advisory de Deloitte, Javier García-Mateo, ha destacado que "existe un 'pipeline' vivo de operaciones (proyectos cuyos propietarios tienen interés de desinvertir en los próximos meses) actualmente en negociación que supera los 6.000 millones de euros de valoración y que se espera se materialice en los próximos meses de 2016".
"El 58% de esta cifra se concentra en el segmento de centros comerciales y el 15% en el segmento de la industrial-logística", ha explicado.
Además, el universo de compradores que actualmente está analizando el mercado español acumula unos fondos propios superiores a 7.000 millones de euros con una capacidad de endeudamiento de al menos 7.000 millones de euros adicionales.
CONTEXTO INTERNACIONAL
La inversión mundial en inmobiliario no residencial superó los 600.000 millones de euros en 2015. La región de EMEA (Europa, Oriente Medio y África) registró el 35,5% de la actividad, Asia-Pacífico el 19,4% y América el 45%.
En este sentido, destacó el fuerte crecimiento del flujo de inversión desde Estados Unidos hacia EMEA, que se ha duplicado en el último año debido, entre otros factores, a la mayor fortaleza del dólar estadounidense.
Dentro de Europa, las ciudades de Londres y París concentraron el 50% del volumen de inversión registrado. Madrid es la quinta ciudad europea del ranking por volumen de inversión, con el 4,6% del volumen de 2015.