Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo y la inversión se moderarán en 2016 y llevarán al PIB al 2,8%, según Norbolsa

El consumo y la inversión seguirán creciendo este año, pero moderarán sus tasas respecto al ejercicio pasado, según las perspectivas macroeconómicas de Norbolsa, que espera que el PIB cierre el 2015 con un crecimiento del 3,2% y que modere su tasa al 2,8% en 2016.
Según Norbolsa, en 2015 el PIB se ha apoyado sobre todo en la demanda interna, que ha crecido un 3,5% y ha logrado contrarrestar ampliamente el "leve drenaje" del sector exterior (-0,3%). En 2016 el patrón de crecimiento será similar, con un incremento del 2,9% de la demanda interna y una contracción del -0,1% de la externa.
De hecho, la demanda interna seguirá siendo el motor de crecimiento en 2016, aunque con una "leve menor intensidad". En concreto, el consumo de los hogares, "uno de los pilares más sólidos" del crecimiento en 2015, mantendrá su dinamismo en niveles elevados, pero a tasas "levemente inferiores". Así, pasará de crecer un 3,1% en el año 2015 a hacerlo un 3% este año.
Igualmente, la inversión, "otro apoyo" para el crecimiento en 2015 según Norbolsa, registrará "cierta moderación" en 2016, con un crecimiento medio del 5% frente al 6,2% que se anotará al cierre del año pasado.
La inversión en construcción también crecerá menos en 2016, con una cifra del 4,4% frente al 5,6% de 2016, mientas que el precio de la vivienda continuará al alza de forma moderada a lo largo del ejercicio gracias a la mejora de variables como el empleo, los bajos tipos de interés o el aumento en las concesiones de crédito.
El mercado laboral, por su parte, seguirá dando buenas noticias en 2016, según Norbolsa, aunque "a un ritmo más suave". Así, la tasa de paro bajará al 20,6% el año que viene tras cerrar el 2015 en el 22,2%. "Todavía nos queda mucho camino por hacer hasta poder alcanzar los niveles previos a la crisis", avisa.
En cuanto a los precios, Norbolsa cree que acabarán el 2015 con una media del -0,5%, pero que en 2016 se dará por finalizado el efecto base negativo del precio del petróleo y el euro, lo que puede hacer que se encarezcan los bienes intermedios importados y, a su vez, que la inflación media repunte al 0,8%.
Por todo esto, Norbolsa plantea unas expectativas "positivas" para España para 2016, con un fuerte crecimiento del 2,8% en el conjunto del ejercicio, aunque "ligeramente más moderado" que en 2015.