Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los inversores optan por la liquidez ante las tensiones geopolíticas y el temor a subidas de tipos en EEUU

El atractivo de Europa "se ha evaporado" ante la debilidad de los datos económicos
Las crecientes tensiones geopolíticas y el temor a la proximidad de subidas de tipos en EEUU han provocado un súbito incremento de los niveles de liquidez en las carteras de los grandes inversores, cuya preferencia por el efectivo marca máximos de dos años, según refleja la encuesta de gestores de fondos elaborada por Bank of America Merrill Lynch.
En concreto, un 27% de los inversores encuestados dieron mayor importancia al efectivo, frente al 12% que lo hizo en julio. De hecho, el efectivo alcanzó un peso medio del 5,1% en las carteras en agosto, seis décimas por encima del mes anterior.
En ambos casos, se trata de la mayor apuesta por la liquidez de los inversores desde junio de 2012, antes de la intervención del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, donde se comprometió a "hacer todo lo necesario" para salvar el euro.
Por otro lado, en el último mes se ha registrado una acusada caída del 17% en los inversores que prefieren las acciones, hasta un 44% del total, mientras que el porcentaje de encuestados que vislumbra una profunda caída de los mercados de renta variable ha alcanzado su nivel más alto desde octubre de 2008.
Asimismo, el optimismo respecto a la evolución de la economía global se ha enfriado respecto a julio, aunque se mantiene dentro de niveles firmes, ya que un 56% de los inversores confía en un fortalecimiento de la economía el próximo año, frente al 69% que opinaba así en julio, con un marcado deterioro de la perspectiva para Europa.
"El temor a una crisis geopolítica es la mayor causa de reducción de riesgos", señalan los responsables de la encuesta, que destacan la importancia que cobra la perspectiva de una subida de tipos en EEUU, que un 65% de los participantes vaticina para antes de final de año o en la primera mitad de 2015.
EUROPA PIERDE ATRACTIVO.
En este sentido, la encuesta de BofA Merrill Lynch refleja cómo prácticamente "se ha evaporado" el atractivo de Europa durante el último mes con una brusca caída del porcentaje de inversores que sobreponderan valores europeos, hasta el 13% desde el 35% de julio.
"La negatividad en la encuesta de este mes hacia el Viejo Continente refleja la creciente debilidad de los datos económicos tanto del núcleo como de la periferia de la región", indicó Michael Hartnett, estratega jefe de inversión de BofA Merrill Lynch Research.
De este modo, los autores del estudio consideran que "no es una sorpresa que Europa haya pasado a ser más una región a infraponderar que a sobreponderar" y apuntan que las presiones sobre el euro han registrado un fuerte incremento con un 40% de encuestados que apuestan por sud epreciación, lo que supone el nivel más alto en dos años, frente al 28% de julio.