Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los inversores europeos creen que serán necesarias nuevas inyecciones de liquidez del BCE, según Fitch

Los inversores europeos están preocupados por el empeoramiento de las perspectivas del sector bancario de la eurozona y consideran que será necesario que el Banco Central Europeo (BCE) repita las inyecciones de liquidez a largo plazo celebradas en diciembre y febrero, cuyo importe supero el billón de euros, según se desprende de la encuesta trimestral realizada por la agencia de calificación crediticia Fitch Ratings entre inversores.
Un 53% de los encuestados creen que las condiciones de crédito para los bancos se deteriorarán, una cifra que supera el 45% del segundo trimestre de 2012 y del 38% del primer trimestre del año. Además, supone el dato más elevado desde que se elabora la encuesta y está en línea con los registrados en el segundo semestre de 2011, lo que indica el fin del alivio que supusieron las anteriores inyecciones de liquidez a largo plazo.
Asimismo, el 24% de los inversores piensa que los bancos son quienes se enfrentan a mayores dificultades para refinanciar su deuda, frente al 13% de abril y el 22% de enero, pero aún por debajo del 49% de octubre de 2011. Así, el sector soberano sigue siendo la principal fuente de preocupación sobre su capacidad de refinanciación, según el 60% de los encuestados.
Debido a que se están preparando para un empeoramiento de las perspectivas y a un complicado proceso de refinanciación para los bancos, los inversores esperan que las entidades reciban más ayuda. El 82% de los encuestados consideran que los bancos necesitarán una nueva inyección de liquidez en los próximos dos años, de los que la mitad (el 41%) creen que tendrá lugar entre 2013 y 2014.
Sin embargo, otros de los entrevistados piensan que está medida será necesaria con mayor urgencia, ya que el 33% creen que tendrá lugar antes de que acabe el año y el 7% que las inyecciones de liquidez a largo plazo se celebrarán este verano. Solo el 18% considera que existe una baja probabilidad de otra subasta a largo plazo.
Desde Fitch, también señalan que el escenario más probable para estas subastas será 2013/2014, ya que muchos bancos del Sur de Europa dependen del BCE como única fuente de financiación mayorista. En su opinión, si no son capaces de desapalancarse con el tiempo, es probable que necesiten ayuda para devolver lo recibido en las anteriores inyecciones de liquidez a largo plazo.
La agencia añade que la financiación de los bancos ha sufrido grandes cambios estructurales desde el inicio de la crisis financiera, ya que han huido de la deuda senior no garantizada por las preocupaciones a nivel macroeconómico y las incertidumbres sobre la futura legislación en torno a resoluciones bancarias.