Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueve de los quince bancos italianos examinados suspenden la evaluación del BCE

Italia, con un total de nueve de los 25 suspensos registrados en la evaluación integral de la banca realizada por el Banco Central Europeo (BCE) junto a la Autoridad Bancaria Europea (EBA), ha sido el país con mayor número de entidades a las que se les ha detectado algún déficit de capital en las distintas pruebas a las que han sido sometidas.
De hecho, las entidades italianas que superaron completamente las distintas pruebas de la evaluación global fueron Credito Emiliano, Iccrea, Intesa Sanpaolo, Mediobanca, Unione di Banche Italiane y UniCredit.
Las entidades transalpinas que registraban algún tipo de déficit de capital fueron BancoPopolare, BancaPopolare dell'EmiliaRomagna, Banca Popolare di Milano, Banca Popolare di Sondrio, Banca Popolare di Vicenza, Banca Carige, Credito Valtellinese, Monte dei Paschi di Siena y VenetoBanca.
De estas nueve entidades, sin embargo, al tener en cuenta las medidas de capitalización adoptadas a lo largo de 2014, sólo mantenían algún déficit de capital Banca Popolare di Milano (-166 millones), Banca Popolare di Vicenza (-223 millones), Banca Carige (-814 millones) y Monte dei Paschi di Siena (-2.111 millones).
De este modo, las necesidades de capital de los bancos italianos, que sumarían 9.700 millones de euros con los datos de finales de 2013, se verían reducidas a 3.300 millones de euros tras incluir las distintas medidas de reforzamiento del capital adoptadas ya por las entidades.
"Los resultados confirman la resiliencia en general del sistema bancario italiano a pesar de los repetidos 'shocks' sufridos por la economía italiana en los pasados seis años", ha indicado el Banco de Italia en un comunicado publicado tras conocerse los resultados del examen.
Por su parte, el Ministerio de Finanzas de Italia ha querido subrayar que los bancos italianos se han preparado para estas pruebas y habían incrementado oportunamente sus ratios de capital mediante distintas acciones que fueron "bien recibidas por los mercados".
Asimismo, el Ministerio transalpino ha reiterado su compromiso de "salvaguardar la estabilidad financiera y contribuir así a mejorar la resiliencia del sector bancario como parte de la estrategia integral de crecimiento de la UE".