Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La joyería Tiffany rebaja sus expectativas anuales por la crisis en Europa y EEUU

La cadena estadounidense de joyería de alta gama Tiffany obtuvo un beneficio neto de 173,3 millones de dólares (140 millones de euros) en los seis primeros meses del año, apenas un 1,3% más que en el mismo periodo de 2011, mientras que ha revisado a la baja sus previsiones anuales ante el deterioro de la demanda en Europa y América.
De hecho, la cifra de negocio de la emblemática joyería neoyorquina sumó en el primer semestre 1.705,7 millones de dólares (1.375 millones de euros), un 4,4% más, con una caída del 1% en los mercados europeo y americano, compensada por el alza del 11% de Japón y del 1% en Asia Pacífico.
En el segundo trimestre, Tiffany obtuvo un beneficio neto 91,8 millones de dólares (74 millones de euros), un 2% más, mientras sus ventas crecieron un 1,6%, hasta 886,5 millones de dólares (715 millones de euros).
Al cierre del segundo trimestre, la compañía estadounidense contaba con un total de 260 establecimientos repartidos en todo el mundo, frente a las 236 tiendas del año anterior.
De cara al conjunto del ejercicio, Tiffany ha revisado a la baja su expectativa de beneficios, hasta un beneficio por acción de entre 3,55 y 3,70 dólares, frente al rango anterior de entre 3,70 y 3,80 dólares. Asimismo, la compañía prevé elevar su facturación entre un 6% y un 7%, entre uno y dos puntos porcentuales menos.
El presidente y consejero delegado de Tiffany, Michael J. Kowalski, señaló que, como era previsible, las ventas de la compañía se vieron afectadas por la debilidad de la economía en varios mercados, así como por la fortaleza del dato correspondiente al año 2011.