Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La justicia europea rechaza recurso de Londres y avala que la ESMA pueda prohibir las ventas en corto

El Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) ha avalado este miércoles que la Autoridad Europea de Valores y Mercados tenga competencias para prohibir las ventas en corto en los Estados miembros cuando amenazan la estabilidad financiera y ha rechazado el recurso de Reino Unido, que consideraba ilegales estos poderes.
Estos poderes "excepcionales" en cuestión de la Autoridad Bursátil europea (ESMA, por sus siglas en inglés) figuran en el reglamento de la UE para armonizar la respuesta a las ventas en corto, que se aprobó en 2012 como respuesta a la crisis financiera. Londres trato sin éxito de bloquearlos durante las negociaciones y, una vez aprobada la norma, solicitó su anulación al Tribunal de Justicia.
Reino Unido alegaba en su recurso que los poderes de intervención que otorga la legislación comunitaria a la Autoridad Bursátil para prohibir las ventas en corto le atribuyen una "amplia facultad discrecional de carácter político, quebrantando los principios del derecho de la Unión que rigen la delegación de poderes".
En su sentencia de este miércoles, el Tribunal de Justicia declara que las competencias de que dispone la Autoridad Bursátil "están delimitadas con precisión y pueden ser objeto de control judicial a la luz de los objetivos fijados por la autoridad delegante". El fallo concluye por ello que "tales competencias son compatibles con el Tratado".
El Tribunal señala además que la base jurídica utilizada para el reglamento que permite a la Autoridad prohibir las ventas en corto es apropiada. "Al haber sido rechazados todos los motivos invocados por el Reino Unido, el Tribunal de Justicia desestima el recurso en su totalidad", apunta.
El fallo contradice así las conclusiones iniciales del abogado general, Niilo Jääsikinen, que el pasado septiembre había recomendado dar la razón a Londres y anular los poderes excepcionales que permiten a la ESMA prohibir las ventas en corto.