Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El coste laboral sube en tasa anual, pero baja respecto al cuarto trimestre

Trabajadores de la construcción. EFE/Archivotelecinco.es
El coste laboral de las empresas por trabajador y mes fue de 2.434,32 euros en el primer trimestre de 2009, lo que supone un aumento del 3,9% con respecto al mismo periodo de 2008, aunque se reduce el 3,97% respecto al trimestre anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Además, la subida interanual del coste laboral es la menor desde el segundo trimestre de 2007, cuando creció el 3,8%.
Los datos del primer trimestre contrastan con los registrados entre octubre y diciembre de 2008 cuando el coste se situó en 2.534,86 euros, lo que supuso el mayor crecimiento interanual (5,4%) desde que se elabora esta estadística en el año 2000.
Entre enero y marzo de este año del total del gasto laboral, el coste salarial -incluye salario base, complementos, pagos por horas extraordinarias y atrasos medidos en términos brutos- se situó en 1.767,34 euros por trabajador y mes, lo que supone un alza del 2,8% y el 6,85% menos que en el trimestre anterior.
Otros 560,44 euros correspondieron a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social y el resto a indemnizaciones y prestaciones sociales, entre otros.
Si se excluye el factor variable de los salarios, es decir, las pagas extraordinarias y los atrasos, el coste salarial ordinario del primer trimestre aumentó el 4,2% en tasa interanual.
Según el INE, el menor aumento del salario total frente al ordinario se debe principalmente a un descenso de los pagos atrasados por la ausencia de revisiones salariales este año.
Los otros costes (no salariales) aumentaron el 6,8% hasta los 666,98 euros, de los cuales 560,44 correspondieron a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que subieron el 2%.
Dentro de este apartado destaca el aumento del 32,9% en las percepciones no salariales por el aumento de indemnizaciones por despido.
Además, en el primer trimestre el coste laboral por hora creció el 3,5%, menos que el coste por trabajador debido, según el INE, al aumento del número de horas efectivas de trabajo por el efecto de la Semana Santa, por lo que corregido el efecto calendario el porcentaje es del 4,9%.
Por sectores, el mayor aumento del coste laboral (6,2%) correspondió a la construcción (2.429,31 euros), debido a la subida salarial (4,3% hasta 1.638 euros) y a otros costes como despidos o indemnizaciones por fin de contrato.
A continuación se situó la industria con un coste laboral de 2.698,94 euros, el 3,8% más y un gasto salarial de 1.917,58 euros, sólo el 1,1% más, por los pagos extraordinarios y atrasados y el aumento de los expedientes de regulación de empleo.
En los servicios, el coste subió el 3,7% hasta 2.375 euros y el salarial se situó en 1.753 euros (2,9% más).
Madrid, el País Vasco, Cataluña y Navarra fueron las únicas comunidades donde el coste laboral superó la media nacional.
Entre enero y marzo de este año la jornada semanal media pactada fue de 35,5 horas, aunque si se añaden las horas extras y se restan las perdidas, la jornada se reduce a 31,8 horas efectivas.
Según el tipo de jornada, la diferencia salarial entre trabajadores a tiempo completo (34,6 horas semanales) y a tiempo parcial (17,1 horas) es de 3,66 euros por hora.