Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los precios de la moda se mantienen estables por undécimo año consecutivo en 2013 marcado por las promociones

El 3% de las empresas considera que las promociones acabarán junto a la crisis
Las empresas españolas del sector de la moda han contribuido de nuevo a la moderación de precios al consumo en el conjunto de España y tras diez años de contención y de reducción de los precios de venta al público volvieron a quedarse lejos del Indice de Precios al Consumo (IPC) en 2013.
Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios en los productos de moda se mantuvieron estables a lo largo de 2013, con una variacion del 0,0%, frente a la subida general del 0,3% en el conjunto de productos y servicios de la cesta de la compra.
Los precios de la moda aumentan de esta forma por debajo del IPC por undécimo año consecutivo en un ejercicio que ha estado marcado por la continuidad de una intensa guerra de precios y promociones entre las empresas del sector.
Los resultados de la tercera edición del Barómetro vente-privee.com-Modaes de Empresas de Moda de España reflejaban que el 33% preveía un incremento en los precios frente al 26% del año anterior, mientras que una gran mayoría tenía previsto mantenerlos o incluso reducirlos.
REBAJAS Y DESCUENTOS
El barómetro, cuyo trabajo de campo se realizó entre mayo y junio de 2013, indicaba que el 72% de las empresas tenían previsto mantener estables sus precios durante el pasado año y sólo un 6% incluso bajarlos, mientras que el 22% contaba con una subida de precios en 2013.
En el undécimo año consecutivo de contribución a la contención de la inflación, el negocio de la moda mantuvo una guerra de descuentos y promociones fuera de temporada de rebajas que ya tiene una concepción de estructural por parte de buena parte de las empresas.
El estudio destaca que tan sólo el 3% de las empresas del sector cree que la batalla de descuentos y promociones terminará cuando cambie la situación económica, frente al 11% de firmas que suscribía esta afirmación en el ejercicio anterior.
Además, ante una nueva regulación de rebajas más liberalizadora, desciende la tasa de empresas que consideran las promociones y descuentos constantes como algo negativo.