Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El martes, último día para presentar la declaración de la renta

Interior de una administración de la Agencia Tributaria en Madrid. EFE/Archivotelecinco.es
El próximo martes, 30 de junio, termina el plazo de presentación de la declaración de la renta 2008, así como el de modificación y confirmación del borrador, en una campaña en la que Hacienda prevé recibir 19.075.000 de declaraciones.
La declaración del IRPF es obligatoria para quienes obtengan rentas a partir de 22.000 euros brutos anuales cuando procedan de un único pagador o de varios pagadores siempre que el importe percibido del segundo y restantes, por orden de cuantía, no supere los 1.500 euros anuales.
También deben declarar los que perciban más de 11.200 euros anuales si proceden de varios pagadores, siempre que la suma del segundo y restantes pagadores supere en conjunto los 1.500 euros anuales, o si se trata de pensiones compensatorias del cónyuge o de anualidades por alimentos (salvo que procedan de los padres por decisión judicial).
Asimismo, tienen obligación de declarar quienes obtengan rendimientos íntegros del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuentas superiores a 1.600 euros anuales en su conjunto.
Además, deben presentar la declaración las rentas inmobiliarias imputadas derivadas de más de un inmueble urbano no arrendado distinto de la vivienda habitual, y los rendimientos de Letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de vivienda de protección oficial o precio tasado superiores a 1.000 euros anuales en conjunto.