Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un matrimonio de trabajadores de BNP Paribas y su sobrino mueren tras ser tiroteados a la puerta de su casa

Benoît Phillipens y Carol Haid, un matrimonio que trabaja en el banco BNP Paribas Fortis, y su sobrino de diez años Estéban Counet fallecieron el pasado viernes por la noche tras ser tiroteados en la puerta de la casa de la pareja en la localidad belga de Visé, según informa el diario 'DH'.
La pareja y el niño fueron atacados sobre las 23.00 horas del pasado viernes cuando regresaban de cenar en un restaurante. Benoit, director del BNP Paribas Fortis en Ans-Saint-Nicolas, y Estéban fallecieron en el acto, mientras que Carol, tía y madrina del niño, falleció posteriormente en el hospital.
La Policía de la región investiga actualmente los hechos y, según el diario belga, se concentra en la idea de que el motivo del crimen sea financiero, ya que ambos trabajaban en Fortis, una entidad que en los últimos meses ha sufrida varias reestructuraciones, por lo que puede ser un trabajador despedido o un cliente descontento.
Según el diario, todo apunta a que se trato de un único agresor, que disparó a las victimas cuando salían del coche con una pistola automática de nueve milímetros y salió huyendo. Es muy probable que agresor desconociera la presencia del niño, ya que era el primer fin de semana que pasaba con su tía.
En un comunicado, la entidad asegura que están "profundamente afectados por la violenta desaparición de dos de sus compañeros" y presenta sus "más sinceras condolencias" a los familiares de las tres víctimas, a los que ofrecieron todo su apoyo.
"Es una verdadera tragedia. Todos nuestros pensamientos están con las víctimas Benoit, Carol y Esteban y con sus familias afectadas por este terrible suceso. Quiero ofrecer en nombre de todos mis colegas en el banco todo nuestro apoyo a la familia en estos momentos difíciles", afirmó el consejero delegado de BNP Paribas Fortis, Max Jadot.
En este sentido, la entidad añade que esta "inaudita violencia" afecta a todos en el banco, tanto a título personal como por ser compañeros de las dos víctimas de este drama, y más concretamente a los de las localidades de Ans y Verviers, donde trabajaban las víctimas.
Asimismo, BNP Paribas Fortis asegura que colaborara plenamente con la investigación de este triple asesinato y agradece las numerosas muestras de cariño mostradas hacia la familia.