Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ventas del mercado minorista de diamantes crecen entre un 4% y un 8% en 2014 y el primer semestre de 2015

Las ventas del mercado minorista de diamantes crecieron entre un 4% y un 8% en 2014 y en el primer semestre de 2015, una subida concentrada, principalmente, en Estados Unidos, de acuerdo con el quinto informe anual de la industria mundial de diamantes, 'The Global Diamond Industry 2015: Growth perspectives amid short-term challenges', elaborado por Bain & Company y el Centro Mundial del Diamante de Amberes (AWDC).
De acuerdo con el estudio, el mercado chino sigue creciendo a un ritmo lento, debido al estancamiento del PIB, lo que provocó un efecto dominó a lo largo de la cadena de valor. En 2015, las ventas de diamantes permanecieron estables, pero los fabricantes de diamantes y las empresas de tamaño mediano "deben esperar una reducción de sus ingresos de entre un 10% y un 20%", ha indicado la consultora en un comunicado.
El informe concluye que la demanda de joyas en China empezó a disminuir en 2014, lo cual condujo a una notable caída de la demanda de diamantes pulidos y en bruto en 2015, que obligó a los vendedores a recortar los pedidos de los diamantes pulidos, provocando una acumulación del inventario en este sector. Como resultado, los precios de los diamantes pulidos y en bruto se hundieron un 12% y un 23%, respectivamente, desde mayo de 2014 y un 8% y 15% durante los primeros nueve meses de 2015.
Las perspectivas a largo plazo siguen siendo "sólidas" y la consultora espera que los fundamentos macroeconómicos continúen "positivos, con un repunte de los precios similar a los de las recesiones anteriores".
"Tras la crisis económica de 2001 y 2009, los precios tuvieron de 18 a 24 meses para recuperarse", ha afirmado la socia de Bain & Company en Moscú y autora principal del informe, Olya Linde. "Esta vez, pensamos que el mercado tiene potencial para recuperarse mucho más rápido, en tan sólo uno o dos años, suponiendo que los productores de diamantes en bruto y los profesionales del pulido supervisarán y gestionarán de manera conjunta los niveles de oferta. De este modo, se ayudará a que las existencias acumuladas se abran camino a través del sistema de forma eficiente", ha añadido.
LOS INGRESOS DE LOS DIAMANTES EN BRUTO CRECIERON UN 8% EN 2015
Por otra parte, el informe revela que 2014 y 2015 han sido "un tanto turbulentos" para el mercado de los diamantes en bruto, cuyos ingresos crecieron un 8% el año pasado debido al aumento de las ventas de los cinco principales productores y a pesar de que se registró una disminución del volumen total de los quilates.
Al mismo tiempo, el volumen de producción de diamantes en bruto se redujo en un 4% a nivel mundial, cayendo a los 125 millones de quilates, y las mayores bajadas se produjeron en Australia y África. Por su parte, los ingresos en los sectores del pulido y el tallado continuaron con su trayectoria positiva del pasado año con un crecimiento debido en gran parte a China e India, países que representan el 80% del mercado.
En cambio, el mercado de pulido y tallado en África disminuyó de forma "drástica", a pesar de los esfuerzos de los gobiernos de Botswana, Namibia y Sudáfrica, países que aún no han llegado a ser competitivos en términos de eficiencia de fabricación y mano de obra cualificada, según el informe.
Por otra parte, Bélgica, Israel y Estados Unidos, que se centran en las piedras de alta gama, registraron descensos de los ingresos de los diamantes en pulido, mientras que volúmenes de grandes piedras emigraron a India. Este país ahora talla y pule más del 40% de los diamantes de más de un quilate en el mundo, con estándares de calidad comparables a los de los mercados desarrollados.
Además, el estudio indica que la falta de demanda por parte de los consumidores en 2014 y 2015 arrojó algo de luz al reto a largo plazo al que se enfrenta la industria de preservar la demanda de los diamantes. En concreto, el informe revela que las actitudes de los consumidores hacia el lujo en general están cambiando, especialmente en Europa, Estados Unidos y Japón, y que poco se sabe acerca de los patrones de consumo de diamantes por parte de las nuevas generaciones.
La industria continúa luchando para impulsar la inversión en los diamantes. A estas consideraciones se suma que la continua penetración de materiales sintéticos puede debilitar la confianza de los consumidores, según el informe.
LA DEMANDA DE DIAMANTES EN BRUTO CRECERÁ HASTA UN 4% EN 15 AÑOS
De cara al futuro, la consultora anticipa que la demanda de diamantes en bruto crecerá entre un 3% y 4% de media durante los próximos quince años. Mientras tanto, el envejecimiento y el agotamiento de las minas y la nueva oferta online, aún relativamente pequeña, reducirán la oferta entre un 1% y un 2% anual desde 2015 hasta 2030, haciendo que en 2019 crezca la brecha entre la oferta y la demanda de diamantes.
A pesar de la esperada disminución de la oferta debido al débil crecimiento económico y al estancamiento de la expansión de la clase media y alta, el mercado chino probablemente se mantendrá estable en 2016, antes de una recuperación prevista en 2017, del cual se espera llevar a un crecimiento anual del 4% al 5,5% hasta el 2030, unas previsiones que eran del 7% en las anteriores previsiones de Bain & Company.