Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los mercados elevan la prima de riesgo a niveles históricos

La prima de riesgo exigida a los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes ha cerrado en los 386 puntos básicos aunque en algunos momentos del día ha superado los 400 puntos básicos, nivel que llegó a superar al principio de la sesión, con un rendimiento superior al 6,40%. La crisis de la deuda de la eurozona, sumada a la incertidumbre respecto a la recuperación de EEUU y sus problemas para mantenerse en el máximo grado de solvencia, han acentuado la transferencia de inversores hacia el 'bund', cuyos intereses caen a niveles de noviembre de 2010.
La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes ha llegado a superar los 400 puntos básicos ante la incertidumbre por la recuperación de la economía de EEUU y su capacidad para mantener su máxima nota crediticia, así como por las persistentes dificultades de los países de la periferia del euros. Zapatero tenía previsto salir a primera hora de la mañana de este martes con destino al Parque Nacional de Doñana para pasar unos días de descanso, aunque esta mañana anunció que retrasaría unas horas el viaje con motivo de los últimos datos económicos sobre la prima de riesgo española, aunque finalmente ha viajado a Doñana.
En concreto, el rendimiento de los bonos españoles a diez años se situaba en el 6,408%, un incremento del 3,5% respecto al marcado al cierre de la jornada del lunes y un 11,1% por encima del interés abonado el pasado 22 de julio, fecha en la que los mercados conocieron los acuerdos alcanzados por los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona en su reunión de urgencia para sacar adelante el nuevo plan de ayudas a Grecia, que incluye la participación del sector privado.
Por contra, la evolución del bono alemán a diez años ha sido diametralmente opuesta en este periodo, ya que el pasado 22 de julio su rendimiento alcanzaba el 2,847%, un 15% por encima del interés actualmente abonado por el bono de referencia en los mercados europeos.
Por otro lado, la presión sobre la deuda española también es apreciable en los plazos de vencimiento más cortos, ya que el interés de los bonos a cinco años alcanzaba el 5,680%, mientras el rendimiento de la deuda a tres años llegaba al 5,164% y el de los bonos a dos años escalaba al 4,654%,
Asimismo, el coste de asegurar la deuda española frente a un posible 'default' (CDS) marcaba un nuevo máximo histórico de 421 puntos básicos, frente a los 390 del cierre de ayer, lo que implica un coste de 421.000 euros anuales para asegurar una emisión de deuda de diez millones, según los datos del mercado proporcionados a Europa Press por CMA.
Un rescate a España no está "sobre la mesa"
La Comisión Europea ha mostrado hoy su plena confianza en las medidas de ajuste que está impulsando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y ha rechazado que la posibilidad de un rescate para España esté "sobre la mesa", después de que este martes la prima de riesgo española rebasara el umbral de los 400 puntos.
Se acortan las diferencias entre la deuda italiana y la española
Al mismo tiempo que el diferencial entre la deuda española alcanzaba nuevos máximos respecto al 'bund', el riesgo país de Italia experimentaba su particular calvario al llegar a los 379 puntos básicos, con un rendimiento del 6,208%, apenas veinte puntos básicos por debajo de su equivalente español.
En el caso de los bonos transalpinos a cinco años, el rendimiento se disparaba al 5,65%, alcanzado prácticamente la paridad con sus homólogos españoles, una situación que no se registraba desdde marzo de 2010, en medio de las tensiones por el rescate de Portugal.
Por su parte, el rendimiento de la deuda italiana con vencimiento a 3 años alcanzaba el 5,20%, mientras que el interés de los bonos a dos años llegaba al 4,731%.
De este modo, el coste de los seguros frente a impago de los bonos italianos (CDS) escalaba a 368,44 puntos básicos, frente a los 332,7 puntos del cierre anterior.