Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El número de millonarios se ha incrementado un 40% en la última legislatura, según Capgemini

El número de millonarios en España aumentó un 40,2% durante la última legislatura, al pasar de los 137.300 en 2011 a los 192.500 al cierre de 2015, según el Informe Mundial de la Riqueza 2016 elaborado por la consultora Capgemini.
El estudio considera millonario al individuo con un patrimonio superior al millón de dólares (885.903 euros) en activos invertibles, exceptuando la residencia principal, piezas de coleccionista, bienes fungibles y bienes de consumo duraderos.
El trabajo refleja que si se comparan las cifras con las de 2008, al inicio de la crisis, estas grandes fortunas ha aumentado un 50%. No obstante, el grueso de incremento se ha producido en los últimos cuatro años, pese a que España aún se encontraba en recesión en los dos primeros.
Solo en el último año, los grandes patrimonios aumentaron un 8,4%, lo que supone el mayor incremento registrado en Europa, por delante de Países Bajos (7,9%), Francia (5,9%) y Alemania (5,6%).
Por su parte, el número de millonarios se incrementó un 12,5% en 2009, pero desde entonces y hasta 2011 no dejó de caer, aunque ligeramente, hasta los 137.300, un 3,9% acumulado en estos años.
EL AUGE DE ASIA.
El informe encuadra esta evolución en un incremento a nivel mundial de los grandes patrimonios del 4% en 2015, dentro del que destacó el repunte del 10% en el caso de Asia-Pacífico, lo que la convierte en la región con más riqueza del mundo.
Se trata de la primera vez que Asia-Pacífico se sitúa por delante de Norteamérica tanto en población de millonarios como en el volumen de riqueza que concentran.
Concretamente, al cierre de 2015 se contabilizaban 5,1 millones de individuos con grandes fortunas que representan un volumen de riqueza de 17,4 billones de dólares (15,4 billones de euros), mientras que Norteamérica registró 4,8 millones y 16,6 billones de dólares (14,7 billones de euros), respectivamente.