Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 20 millones de móviles se desechan en España cada año y su ciclo de renovación es de 18 meses

Unos 20 millones de teléfonos móviles se desechan en España anualmente y el ciclo de renovación de los terminales es de unos 18 meses, según el estudio sobre la reciclabilidad de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) elaborado por la plataforma medioambiental Recyclia, en colaboración con la empresa Recybérica Ambiental.
De acuerdo con dicho estudio, el 90% de los materiales contenidos en un teléfono móvil son reutilizables en la fabricación de nuevos productos tras ser sometidos a diversos procesos de tratamiento en plantas autorizadas.
Por materiales, el estudio establece que el 65% de las materias primas recuperables de un móvil son plásticos, el 25% metales y el 10% restante sustancias irrecuperables, como fibra de vidrio. En el caso de las dos primeras, su destino más habitual son las industrias del automóvil y la electrónica de consumo, según Recyclia.
Asimismo, el estudio desvela que el teléfono móvil registra uno de los índices de reciclaje más elevados de las diez categorías de RAEE establecidas en el Real Decreto 208/2005, que regula la gestión medioambiental de los aparatos al finalizar su vida útil. En concreto, sólo el ordenador de sobremesa, que registra un porcentaje del 93%, supera el índice de reutilización de los móviles.
Para el consejero delegado de Recyclia, José Pérez, estas cifras de generación de residuos y extracción de materiales útiles demuestran que la gestión adecuada de los móviles es una fuente de suministro y ahorro de recursos naturales.