Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El modisto Adolfo Domínguez reclama el despido libre para que la gente "se gane su puesto"

El diseñador de moda Adolfo Domínguez urgió este miércoles la liberalización de las relaciones laborales en España a través de un despido libre "sin trabas administrativas ni judiciales", "a la manera anglosajona", por considerar que provocaría un "aumento de productividad inmediato" al motivar a las personas a ganarse "cada día" su puesto de trabajo. "Todas las medidas que se tomen para hacer más fácil el trabajo del emprendedor se reflejarán en una menor tasa de paro", defendió.
En su intervención en el Forum Europa Tribuna Galicia, el modisto ourensano interpretó que España saldrá de la crisis si se efectúa "una reforma laboral profunda", que permita a las empresas expandirse en el exterior, y abogó por recuperar los "valores del esfuerzo" y del trabajo "bien hecho", de abandonar el "elogio de la pereza", en el que aseguró que se ha instalado la izquierda "cuando se vio obligada a abandonar por inservibles las banderas del socialismo real".
En esta línea, afirmó no creer en el Estado del Bienestar "tal y como lo han organizado los europeos y españoles" por entender que es "esterilizador" y que, a excepción de Alemania, está produciendo una "rápida desindustrialización" de Europa. Así, criticó que el Estado del Bienestar se financie con deuda y entendió que los derechos sociales conquistados en España proceden de los fondos estructurales europeos.
"No creo en derechos que no podamos pagar", sentenció. "No creo en un sistema que permite que alguien se coja un año por depresión, la mayoría de las veces fraudulenta, se reincorpore y tenga 30 días de vacaciones", añadió, para reprobar un sistema que genera "un montón de pícaros" y rechazar la pereza. "Sólo podemos solucionar esta crisis trabajando más", sostuvo.
"Los salarios han subido en 2009 y 2010, lo que producirá más paro", agregó, al entender que esas remuneraciones dependen de la productividad y que los españoles no cuentan con las empresas alemanas. "Son muchos siglos de aciertos y esfuerzos, de invertir en educación y ciencia", aseveró en referencia al país germano. Por ello, proclamó su falta de credibilidad en el Estado del Bienestar y, por el contrario, su fe en el Estado y en el Ser, su defensa del esfuerzo, educación, inversión en ciencia y conocimiento. "Prefiero una sociedad organizada sobre la educación y el conocimiento que sobre el dulce hacer nada", insistió. "Hay que cambiar el Estado del Bienestar de arriba abajo", concluyó a este respecto.
Preguntado por su opinión respecto a si el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, debería dimitir, Domínguez aseguró sentirse "solidario" ante la crisis que afecta a sus empresas, aunque admitió, tras recordar el préstamo concedido al responsable de la patronal por el Ministerio de Economía, que le preocupa que esa situación de "fragilidad personal" no le permita estar "en posición de negociar".