Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La morosidad hipotecaria se eleva al 2,36% en 2008, frente al 0,72% de 2007

La morosidad de los créditos hipotecarios concedidos en España para adquirir una vivienda se elevó hasta el 2,36% en diciembre de 2008, frente al 0,72% del mismo mes de un año antes, debido principalmente a la subida de los tipos de interés.
Según un informe publicado hoy por la Asociación Hipotecaria Española (AHE), en la que se recogen los datos del Banco de España correspondientes a 2008, el crecimiento sostenido de los tipos de interés en la primera mitad del año contribuyó de manera fundamental al alza de la dudosidad de este tipo de créditos.
No obstante, la AHE considera que "el reciente cambio de política monetaria" del Banco Central Europeo (BCE), que recortó recientemente los tipos al 1,5 por ciento en la zona euro (la tasa más baja de su historia) representará un "alivio importante" para los presupuestos familiares en 2009 en este sentido.
Así, prevé que el desempleo se convierta en la "primera causa de la morosidad" este año y que serán los segmentos que hayan perdido sus puestos de trabajo y que hayan adquirido una vivienda recientemente los más afectados.
Para el año 2010 prevé que los tipos de interés dejen de ser un elemento generador de dudosidad para pasar a ser el paro "el factor o causa fundamental de la misma".
La AHE destaca que la tasa de dudosidad en los préstamos para la adquisición de vivienda (sin hipoteca) también repuntó el pasado año, al pasar del 0,718% de diciembre de 2007 al 2,388% de finales de 2008.
En la misma línea, los créditos destinados a la rehabilitación de inmuebles se situaron en el 2,608% a finales de 2008, frente al 0,914% de un año antes.
Si se desglosa por sectores productivos, la dudosidad del crédito alcanzó el 6,04% en las actividades inmobiliarias y el 4,95% en el caso de las empresas constructoras.
Ambos porcentajes se situaron muy por encima del conjunto de la dudosidad del crédito total al sector privado residente, que fue del 3,38%, y de los ratios alcanzados a finales de 2007, del 0,50% y 0,73%, respectivamente.
La asociación señaló que los cambios que están teniendo lugar en la decisión del nivel de dudosidad no le permiten estimar un porcentaje objetivo para el conjunto de 2009, si bien apunta que las previsiones de los analistas sobre el comportamiento del paro durante los próximos años "anticipan que el crecimiento de la morosidad hipotecaria se mantendrá en 2009 y, probablemente, en 2010 a un ritmo similar al presentado durante 2008".
En este sentido, añade que el comportamiento futuro tanto del paro como de los factores que intervienen en la decisión de adquirir una vivienda no hace previsible la reactivación de las ventas, "lo que sin duda va a contribuir a mantener en niveles muy elevados los ratios de dudosidad del sistema financiero".