Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El número de líneas móviles alcanza la cifra habitantes mundiales, según Ericsson

El retraso en la reproducción de un vídeo genera el mismo estrés que una película de terror o un problema de matemáticas
El número total de líneas móviles registró a finales de 2015 la misma cifra que habitantes tiene el mundo al alcanzar los 7.300 millones de suscripciones, 68 millones más que en el último trimestre de 2014, según recoge el último informe 'Mobility Report' de Ericsson.
El estudio señala que la cifra global de suscripciones móviles se incrementa alrededor de un 3% cada año, siendo India el país que registró el mayor aumento en el último trimestre de 2015 (21 millones más), seguido de China (6 millones) y Estados Unidos (5 millones).
En esta línea, Ericsson resalta que los smartphones representan el 75% de todos los teléfonos móviles vendidos en los tres últimos meses de 2015, un 5% más que en el mismo periodo de 2014. Así, añade que actualmente el 45% de todas las suscripciones móviles van ligadas a smartphones, una cifra que espera se incremente "de modo considerable" en los próximos años.
Asimismo, el tráfico de datos móviles aumentó un 65% entre el cuarto trimestre de 2014 y los tres últimos meses de 2015 y Ericsson prevé que crezca a un ritmo anual de 45% hasta 2021, es decir, diez veces más.
Uno de los factores que está detrás de este incremento es el repunte de las suscripciones de smartphones, sobre todo LTE, y el consumo de datos por suscriptor LTE. De hecho, el tráfico de datos móviles añadido en 2015 (20 exabytes) equivale a tres largometrajes descargados por cada línea de teléfono inteligente.
Por otro lado, el informe refleja que el número de suscripciones de banda ancha móvil sigue creciendo alrededor de un 25% anual y que sólo en el cuarto trimestre de 2015 hubo 200 millones más. En concreto, las líneas con tecnología LTE continúan su "fuerte aumento" y la cifra total ya ha llegado a los 1.000 millones al sumar 160 millones en el último trimestre de 2015.
Asimismo, el informe demuestra que hoy en día hay más personas que se comunican usando texto que con llamadas de voz, como refleja que más del 70% de los propietarios de smartphones afirmen compartir fotos personales con regularidad y que un 46% esté activo en más de una red social.
Ericsson prevé que en los próximos seis años el tráfico mundial acumulado en las redes sociales será de unos 180 exabytes, lo que equivale a que cada habitante de la tierra pase 35 minutos diarios en redes sociales o vea más de 200.000 millones de fotos todos los días.
ESTRÉS POR LENTITUD.
Por otro lado, el Mobility Report ha analizado el impacto que tienen los distintos niveles de rendimiento de la red en los usuarios de smartphones y su percepción sobre operadores móviles y proveedores de contenido digital.
En concreto, apunta que, mediante tecnología aplicada a la neurociencia, se han medido objetivamente respuestas emocionales a diversas experiencias relacionadas con smartphones, un estudio que ha arrojado que el retraso en la descarga de páginas web bajo presión del tiempo provocaba que la frecuencia cardiaca de los usuarios aumentara en un 38% de media.
Así, subraya que retrasos de seis segundos en el streaming de un vídeo causaba un aumento del 33% de los niveles de estrés, lo que equivale a la ansiedad que produce un examen de matemáticas o ver una película de terror e incluso mayor que el estrés que causa estar al borde de un precipicio. "Una vez que empieza el vídeo, una pausa adicional hace que los niveles de estrés se incrementen drásticamente", agrega.
En esta línea, Ericsson que el índice de satisfacción de un cliente hacia un operador aumenta "significativamente", en 4,5 puntos, si se asociaba con una experiencia sin retrasos. Por el contrario, disminuía en cuatro puntos de media si había retrasos moderados en la descarga o al retomar la reproducción.
A este respecto, destaca que es interesante el hecho de que los retrasos moderados produzcan un doble efecto negativo para los operadores: "menor vinculación con su marca y mayor vinculación con sus competidores".