Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 28 nombran a la alemana Lautenschläger para el directorio del BCE

Entre los grandes países de la eurozona, sólo España ha perdido su silla
Los 28 países de la UE han acordado este martes recomendar el nombramiento de la alemana Sabine Lautenschläger, actual vicepresidenta del Bundesbank, como miembro del directorio del Banco Central Europeo (BCE) en sustitución de su compatriota Jörg Asmussen, que dejó su puesto en diciembre para convertirse en viceministro de Trabajo del nuevo Gobierno alemán.
La decisión se ha adoptado por procedimiento escrito, sin discusión, y todavía debe ser confirmada por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE tras consultar con la Eurocámara y el consejo de gobierno del BCE.
Con esta rápida sustitución, Alemania se garantiza conservar su silla en el comité ejecutivo del BCE. Este órgano, compuesto por el presidente y el vicepresidente del BCE y otros cuatro miembros, es el responsable de preparar las decisiones de política monetaria y de dirigir la actividad diaria de la institución.
Hasta el año 2012 había un pacto no escrito según el cual los cuatro grandes países de la eurozona -Alemania, Francia, Italia y España- se garantizaban su presencia constante en el directorio del BCE.
El pacto se rompió con el nombramiento del luxemburgués Yves Mersch en sustitución del español José Manuel González-Páramo, derrotando al candidato del Gobierno de Mariano Rajoy, Antonio Sáinz de Vicuña. España retrasó varias veces la designación de Mersch en protesta por haber quedado marginada y desde entonces lleva reclamando sin éxito una mayor presencia en los cargos económicos de la UE.
Pero la ruptura del pacto no ha impedido que se reconozca a Alemania la prerrogativa de designar al candidato para suceder a Asmussen.