Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición pone en duda las previsiones de 2015 y teme que el parón europeo afecte a la recuperación

El PP niega electoralismo y defiende la credibilidad del cuadro macroeconómico, apelando a que en los últimos años "se ha cumplido"
Los partidos de la oposición en el Congreso han puesto en duda este miércoles las previsiones macroeconómicas para 2015 en las que el Gobierno ha basado su proyecto de Presupuestos, y han expresado su temor de que el parón europeo y la baja inflación afecte a la recuperación.
Durante la comparecencia del gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ante la Comisión parlamentaria de Presupuestos, el portavoz socialista de Economía, Valeriano Gómez, ha avisado de que la desaceleración de la recuperación de la demanda interna y de las exportaciones, junto con el riesgo de deflación o el estancamiento de ciertos países de la Eurozona, pueden hacer inviables las proyecciones macroeconómicas, y además ha puesto en duda previsiones como las de los ingresos.
Además, ha señalado que los meses en los que mejor se ha comportado la demanda interna es cuando se ha "relajado" la austeridad, y ha criticado la "expansión fiscal" planteada con la reforma tributaria, que busca "una reducción de impuestos de manera desigual" en lugar de incrementar las inversiones.
Por último, ha preguntado al gobernador si cree que ha llegado el fin de la política de devaluación salarial y si hace falta subir el Salario Mínimo Interprofesional, y ha lamentado que el PP se haya opuesto a citar a comparecer a la Autoridad de Responsabilidad Fiscal Independiente. PREVISIONES "DEMASIADO OPTIMISTAS".
Para el portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, las previsiones de ingresos del Ejecutivo también son "demasiado optimistas" en una coyuntura europea que está "en punto muerto". Además, ha preguntado al gobernador por el impacto, a corto, medio y largo plazo, que la consulta catalana podría tener en la economía. "Ciertos partidos nacionalistas dicen que la independencia va a ser jauja, y es necesaria una labor pedagógica que los ciudadanos tienen derecho a esperar", ha añadido.
Un diagnóstico que rechaza su homólogo de CiU, Josep Sánchez Llibre, para quien lo que podría tener "consecuencias muy negativas" para la economía de España y de Cataluña es que "no se pudiera materializar la consulta". El nacionalista catalán, además, ha acusado al Ejecutivo de presentar unos Presupuestos "pensando más en las elecciones de 2015 que en las futuras generaciones y en la coyuntura económica actual".
"El cuadro macroeconómico es excesivamente optimista, el PIB está hinchado. No nos cuadra que, cuando Europa prácticamente está parada y algunos países importantes entran en recesión, España pueda coger una velocidad de crucero. ¿Qué pasará si se confirma que el tren europeo no crece sino que entra en recesión?", se ha preguntado Sánchez Llibre, reclamando además datos sobre la financiación que las entidades financieras podrían inyectar el año próximo a la economía real.
Por su parte, el portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, también ha reclamado que se tenga en cuenta el impacto que un "entorno europeo negativo" puede tener sobre la economía española y considera, por ello, que las previsiones del Ejecutivo "no son creíbles". "Seamos más críticos, sobre todo a la luz de la realidad", ha exigido.
ESTOS AÑOS SE HA CUMPLIDO.
En contra de estos argumentos se ha pronunciado el portavoz de Economía del PP en el Congreso, Vicente Martínez-Pujalte, que reconoce que "es evidente que hay riesgos e incertidumbres derivados del contexto internacional" que pueden afectar a la economía española y que hace falta "estar vigilante a lo que sucede, a lo que se está haciendo en otros países y a la eficacia de esas medidas".
"No estamos despreocupados por la situación ni echamos las campanas al vuelo. Es importante que estemos muy atentos para corregir las situaciones que se pudieran producir si Europa no creciese, pero hoy en España se crece y se crea empleo aunque éste es un mundo de incertidumbres", ha señalado.
No obstante, ha rechazado las acusaciones de falta de credibilidad de las previsiones macroeconómicas, que a su juicio "se pueden alcanzar y se van a poder cumplir", apelando a que "en los últimos ejercicios presupuestarios se ha cumplido" con todas las proyecciones, lo que ha aportado "confianza y credibilidad" al país.
También ha rechazado electoralismo, asegurando que todos los diputados 'populares' "desearían que este Presupuesto fuera mucho más expansivo, sobre todo en lo relativo a las obras en sus provincias y municipios, aunque no lo dirán públicamente". Y ha valorado unas cuentas "expansivas" pero que "mantienen los procesos de consolidación fiscal" para "cumplir con los deberes" impuestos por Europa como se ha hecho hasta ahora.