Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tras dos años de pérdidas crece el empleo autónomo extranjero, según ATA

Un albañil trabaja en una obra. EFE/Archivotelecinco.es
Tras dos años perdiendo empleo autónomo extranjero, el primer semestre del año se ha cerrado en signos positivos y su número creció un 1,4 por ciento, al pasar de los 197.624 en diciembre de 2009 a 200.342 en junio de 2010, lo que se tradujo en 2.718 trabajadores extranjeros por cuenta propia más.
La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) señala, en un análisis realizado con datos del Ministerio de Trabajo, que a pesar de que en el conjunto de España el número de autónomos extranjeros ha experimentado un "importante crecimiento", han sido nueve las comunidades en la que se produjo una caída.
De éstas, se sitúa en primer lugar La Rioja, con un descenso del 2,2 por ciento, seguida de Andalucía (-1,4 por ciento), Castilla y León (-0,9 por ciento), Aragón (-0,9), Canarias (-0,8 por ciento), Castilla La Mancha (-0,4 por ciento), Madrid (-0,2 por ciento), Galicia (-0,2 por ciento) y Murcia (-0,04 por ciento).
En el extremo opuesto, y con crecimientos superiores a la media, se sitúan Islas Baleares (15,8 por ciento), Melilla (3,5 por ciento), Cataluña (3 por ciento), Navarra (3 por ciento), Extremadura (2,5 por ciento) y Asturias (2,3 por ciento), según el análisis de la ATA.
Con crecimientos, aunque positivos, inferiores a la media, se situaron el País Vasco (1,1 por ciento), Cantabria (1 por ciento) y la Comunidad Valenciana (0,4 por ciento).
Destaca también el hecho, según el estudio elaborado por la ATA, de que el 53,83 por ciento de los autónomos extranjeros pertenecen a algún estado de la Unión Europea (UE), frente al 46,2 por ciento que proceden de países extracomunitarios.
Casi todas las comunidades siguen este esquema, aunque en los dos últimos años se observa un aumento constante del número de autónomos de países no comunitarios, y son ya siete, junto a Ceuta y Melilla, las comunidades en las que los autónomos procedentes de países no comunitarios superan a los europeos.
En Melilla el 90,2 por ciento son extracomunitarios, y le siguen Ceuta (83,9 por ciento), Murcia (56,3 por ciento), Extremadura (55,7 por ciento), Madrid (55,4 por ciento), Cataluña (54,3 por ciento), Cantabria (53,8 por ciento), Asturias (53,5 por ciento) y Galicia (52,3 por ciento).
Los dos archipiélagos se sitúan al otro extremo: en las Islas Baleares, el 76,5 por ciento de los autónomos extranjeros proceden de algún país de la UE, porcentaje que en las Islas Canarias desciende ligeramente, al 68,6 por ciento.
Al analizar el país de procedencia queda de manifiesto que los autónomos chinos representan el 15 por ciento del total de autónomos extranjeros, desbancando a los emprendedores procedentes de Rumanía, que representan el 11,4 por ciento del total, grupo que ya en su día arrebató la primera posición a los trabajadores por cuenta propia procedentes del Reino Unido (10 por ciento).
A continuación se encuentran los autónomos procedentes de Alemania (7,1 por ciento), Italia (6,8 por ciento), Marruecos (5,8 por ciento), Francia (4,7 por ciento) y Portugal (3,3 por ciento).
El informe elaborado por la ATA muestra también la evolución de los trabajadores autónomos extranjeros durante el pasado ejercicio atendiendo al sector de actividad en el que realizan su quehacer diario.
La construcción sigue siendo el sector más castigado, con un descenso durante los seis primeros meses del año de 3.215 trabajadores (-8,6 por ciento).
Este número de bajas, ha sido compensando por el crecimiento producido en hostelería y comercio, sectores que han visto incrementar su número de autónomos extranjeros en 2.775 y 2.565, respectivamente, nuevos emprendedores.