Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El petróleo de Texas baja un 7,4% y cierra a 42,33 dólares el barril

El petróleo de Texas se depreció hoy un 7,4 por ciento y cerró a 42,33 dólares el barril, al conocerse que las reservas aumentaron en Estados Unidos y percibirse signos de menor demanda de combustibles.
Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en abril restaron 3,38 dólares al precio anterior y cerraron en negativo por segunda jornada consecutiva.
Los contratos de gasolina para abril finalizaron la sesión a un precio de 1,25 dólares el galón (3,78 litros), cuatro centavos menos que el martes, y el gasóleo de calefacción para ese mes restó seis centavos, con lo que concluyó la jornada a 1,13 dólares el galón.
En cuanto al gas natural para entrega en abril, cerró a 3,79 dólares por mil pies cúbicos, cinco centavos menos que el martes.
Los datos de reservas de crudo que difundió hoy el Departamento de Energía (DOE) de EE.UU. no coincidieron con las expectativas de los analistas, pues reflejaron un moderado incremento cuando se esperaba una merma de alrededor de un millón de barriles.
Las existencias de petróleo almacenadas al final de la pasada semana aumentaron en 700.000 barriles y llegaron a 351,3 millones, lo que representa un alza del 15,8% respecto de hace un año.
Las reservas de gasolina bajaron en tres millones de barriles, más de lo que se preveía, y con ello quedó el total en 212,5 millones, un volumen que es un 8,3% inferior al del pasado año en la misma época.
Con respecto a los destilados, categoría que incluye el gasóleo de calefacción y el diesel, las reservas aumentaron en 2,1 millones de barriles y elevaron el total a 145,4 millones, un 26% por encima del nivel que tenían hace un año.
El informe semanal del DOE reflejó además que las refinerías estadounidenses operaron al 82,7% de capacidad, frente al 83,1% en la semana anterior, mientras que las importaciones aumentaron en 93.000 barriles y se situaron en una media de 9,1 millones de barriles diarios.
El volumen de combustibles sacados al mercado, algo que se toma como una referencia del nivel de demanda, fue de una media de 19,3 millones de barriles diarios en las últimas cuatro semanas, un 2,1% menos que hace un año.
La demanda específica de gasolina fue de una media de nueve millones de barriles diarios en ese mismo periodo, un 1,6% más que hace un año, y la de destilados se situó en cuatro millones de barriles, un 6,1% por debajo del nivel de 2008.
Los datos de reservas se conocen un día después de que el DOE revisara a la baja sus previsiones de demanda mundial de crudo para este año, que calcula será inferior en 1,4 millones de barriles diarios respecto de 2008, debido a un descenso de la actividad económica.
Prevé además que el precio medio del barril de petróleo WTI será este año de una media de 42 dólares, un dólar menos de lo que esperaba el mes pasado, y en 2010 alcanzará los 53 dólares, dos dólares menos de lo que pronosticaba con anterioridad.