Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El petróleo de Texas baja un 1,36% y cierra a 38,94 dólares en Nueva York

El barril de petróleo de Texas se depreció hoy un 1,36% y cerró a 38,94 dólares en Nueva York, en una jornada muy variable durante la que se percibió de nuevo la inquietud por el deterioro de la economía y un mayor descenso en la demanda de combustibles.
Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en marzo, que expiraron hoy, restaron 54 centavos al precio anterior.
El barril de petróleo WTI para marzo, que llegó a negociarse hoy a un mínimo de 36,91 dólares, se ha encarecido 1,42 dólares, un 3,8%, durante la semana.
Los contratos de crudo para entrega en abril, que fueron hoy los más negociados y se tomarán como referencia desde el lunes, terminaron a 40,03 dólares el barril, 15 centavos menos que el día anterior.
Los de gasolina para entrega en marzo restaron dos centavos al precio del jueves y finalizaron a 1,07 dólares el galón (3,78 litros).
El gasóleo de calefacción para entrega en ese mismo mes finalizó a 1,19 dólares el galón, un centavo más barato que el jueves, y el gas natural para marzo terminó a cuatro dólares por mil pies cúbicos, siete centavos menos que en la sesión anterior.
Como en otras ocasiones recientes, el precio del crudo de Texas se movió hoy en paralelo a la senda bajista que seguía la bolsa de Wall Street, donde la inquietud por la salud de los mayores bancos estadounidenses y por la marcha de la economía en EE.UU. y otros países alentó una fuerte corriente de venta de valores.
El retroceso de los precios del crudo y de los combustibles ocurre un día después de que el petróleo de Texas, la gasolina y el gasóleo registrasen notables incrementos, como consecuencia de los datos de reservas que difundió el Departamento de Energía (DOE).
El informe semanal del DOE reflejó algunos síntomas de recuperación en el consumo de gasolina y de otros productos derivados del crudo, lo que favoreció que el barril de petróleo se encareciese el jueves un 14% y registrase la mayor subida diaria en lo que va de año.
El volumen de productos derivados del crudo que salió al mercado en las últimas cuatro semanas fue de una media de casi 20 millones de barriles diarios, una cantidad que es sólo un 0,1% inferior a la de hace un año.
La demanda de gasolina en ese mismo periodo fue de una media de 8,9 millones de barriles diarios, un 0,8% más que hace un año, y la de destilados se situó en 4,2 millones de barriles, un 0,3% por encima de la que se registraba en igual periodo de 2008.
Las reservas de crudo bajaron en 200.000 barriles, cuando los analistas preveían un incremento, y el total, de 350,6 millones de barriles, es ahora un 17,5% superior al de hace un año.
Las existencias de gasolina aumentaron en 1,1 millones de barriles y el total, de 218,7 millones, es un 5,9% inferior al de un año atrás.
En el caso de los productos destilados, categoría que incluye el gasóleo de calefacción y el diesel, las reservas mermaron en 800.000 barriles y el total, de 140,8 millones, es un 13,2% superior al del pasado año.