Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El precio de la vivienda en España, sobrevalorado en un 55%

Para el semanario británico, hay muchos países aún que no se han “curado” aún del virus inmobiliario, entre los cuales España ocupa un destacado lugar. Para llegar a esta conclusión, The Economist ha utilizado un indicador propio, que consiste en dividir el precio de la vivienda en un país por el precio de los alquileres de los pisos. 
Mucha caída por delante
De este modo, cuando el precio de la vivienda dividido entre los ingresos del alquiler se sitúa por encima de su media histórica, estaríamos ante un síntoma de que la vivienda está sobrevalorada. Este sería el caso de España, donde la sobrevaloración de los pisos en propiedad ascendería a un 55% si la media partiera de los niveles de 1975, o de un 24%, si comenzamos a contar desde 1990. En todo caso son resultados que muestran que el precio de los pisos tiene mucho recorrido a la baja aún, con los costes laborales, económicos y sociales que esto podría llevar consigo.

Frente a casos como el de los Estados Unidos o Alemania, en los que este mercado se encuentra mucho más estabilizado, España se situaría junto a países como Irlanda –uno de los más perjudicados por la Gran Recesión- que supera en más de un 20% (respecto a niveles de 1990) lo que se podría denominar el “valor razonable” de los pisos en propiedad.


El ajuste continúa. Con las perspectivas de cierre de sociedades y empresas, el sector inmobiliario seguirá marcando en buena parte la evolución de la situación económica y social española. Con el cambio de modelo productivo todavía muy verde, el Ministerio de Economía tendrá que tener esto en cuenta: el mercado no perdona. A.V.
  El mercado no perdona