Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidencia de OCDE pide no olvidar los retos medioambiental y del desarrollo

En la imagen, el primer ministro surcoreano, Han Seung-soo, que este año preside el consejo ministerial de la OCDE. EFE/Archivotelecinco.es
El primer ministro surcoreano, Han Seung-soo, que este año preside el consejo ministerial de la OCDE, subrayó hoy la importancia de una cooperación internacional para hacer frente a la crisis financiera, pero insistió en que no hay que olvidar otros dos retos globales, el medioambiental y el desarrollo.
"Desgraciadamente, la crisis financiera no es el único reto global", señaló Han Seung-soo en el discurso de apertura del Foro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que se celebra hasta mañana en París.
Insistió en los desafíos que va a plantear también para la economía el calentamiento climático y, en términos más generales indicó que "hay una relación simbiótica entre crecimiento económico y sostenibilidad medioambiental".
A ese respecto, puso el acento en "el reto" de la conferencia sobre el cambio climático organizada en Copenhague en diciembre próximo.
De su país, explicó que las políticas puestas en marcha para el desarrollo de una economía con un bajo nivel de emisiones de dióxido de carbono "darán un doble dividendo", uno a corto plazo porque las inversiones favorecerán una recuperación más rápida de la crisis, y otro a largo plazo porque será un apoyo para el crecimiento.
De las políticas en favor del desarrollo en los países pobres, alertó de que "el costo de la inacción (...) sería incalculable" y recordó que la comunidad internacional se ha comprometido con los Objetivos del Milenio, que pretenden reducir, en una proporción cuantificada, la pobreza extrema en el mundo.
De la crisis financiera, el primer ministro surcoreano estimó que hay "algunos indicadores" que apuntan a una inflexión en la recesión, y puso como ejemplo el Producto Interior Bruto de su país, que debería ser positivo en el tercer trimestre.
A ese respecto, puso el acento en que "no podemos solucionar los problemas solos" y en la importancia de las reuniones que organizó el G20 en noviembre y abril pasados, así como la prevista para septiembre.
"Lo que más necesitamos es alentar esta cooperación proactiva", argumentó.
El Foro de la OCDE, que precede la conferencia ministerial de la organización -que tiene lugar mañana y el jueves-, tiene por título este año "De la crisis a la recuperación", y que cuenta con la presencia de ministros, responsables financieros, de organizaciones internacionales y de la sociedad civil.
En la primera sesión de debates intervinieron, entre otros, el viceministro mexicano de Prevención de la Enfermedad y Promoción de la Salud, Mauricio Hernández Ávila, que habló de los retos de la financiación de la sanidad.
Hernández Ávila hizo una breve referencia a la pandemia de la gripe A, cuyos primeros casos se detectaron en México, y señaló que una de las principales lecciones de este episodio es que "estar preparado sale a cuenta".