Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La presidenta argentina viaja a Ginebra para asistir a la cumbre de la OIT

La presidenta argentina, Cristina Fernández, partirá en la noche de este sábado rumbo a Ginebra, donde asistirá a una cumbre de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). EFE/Archivotelecinco.es
La presidenta argentina, Cristina Fernández, partirá en la noche de hoy rumbo a Ginebra, donde asistirá a una cumbre de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
Fernández arribará a Suiza este domingo junto a una comitiva integrada, entre otros, por el ministro de Trabajo argentino, Carlos Tomada, y a la que se sumará el canciller, Jorge Taiana, que viajará desde España.
La gobernante argentina será una de las oradoras en la asamblea de la OIT, donde también disertarán el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y el francés Nicolas Sarkozy.
El director general de la OIT, Juan Somavia, calificó este viernes a la cumbre que se iniciará el lunes en Ginebra como "un acto político para subrayar que es necesario liderazgo político para salir de la crisis del empleo".
Fernández había propuesto en abril pasado, durante su participación en la cumbre del G-20, celebrada en Londres, que la OIT fuera incorporada a los debates por la crisis económica global, iniciativa que fue respaldada por otros líderes mundiales.
"Hay mucho interés en la OIT porque ellos entienden que nosotros hemos trabajado no desde ahora, sino estos últimos cinco o seis años, en línea con sus postulados acerca del trabajo decente", afirmó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en declaraciones a la prensa local.
El ministro dijo que a partir de la crisis financiera internacional el Gobierno argentino "volvió a colocar el empleo en el centro de las políticas" lo que permitió que haya "una preservación de las fuentes de trabajo" sin "los despidos colectivos que se ven todos los días en los diarios" de otros países.
"Acá hemos tenido una actitud responsable de importantes sectores empleadores; una acción del Gobierno muy fuerte en defensa de esos puestos de trabajo y eso es lo que está reconociendo la OIT", señaló Tomada.
Argentina registró un máximo de desempleo del 24,1 por ciento en el segundo trimestre de 2002, luego del estallido de una de las peores crisis económicas, políticas y sociales que ha vivido el país.
Según las estadísticas oficiales, el desempleo en Argentina fue del 8,4 por ciento en el primer trimestre de este año.
De acuerdo a medios de prensa locales y en base a cifras de la seguridad social, en los tres primeros meses del año el país perdió 367.000 puestos de trabajo formales.
Según las previsiones de la OIT, entre 39 y 59 millones de personas más perderán sus empleos este año en todo el mundo, hasta alcanzarse la cifra de 239 millones.
Solo con los 45 millones de nuevas incorporaciones de jóvenes al mercado laboral cada año, se necesitaría crear 300 millones de empleos hasta el 2015 para absorber este incremento.
La comitiva argentina estará integrada además por el titular de la Confederación General del Trabajo (CGT, la mayor central obrera argentina), Hugo Moyano, el líder sindical de los taxistas, Omar Viviani, y el representantes de los trabajadores del sector sanitario, Héctor Daer.