Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Abengoa advierte a todos los actores de que deberán hacer "renuncias importantes"

El presidente de Abengoa, José Domínguez Abascal, ha remitido una carta a los trabajadores de la multinacional andaluza, donde apunta que "en las próximas semanas debe definirse la nueva Abengoa sabiendo que todos los actores deben acordar y aceptar una nueva situación que inevitablemente implica renuncias importantes".
En una carta, a la que tuvo acceso Europa Press, Domínguez Abascal ha indicado que Abengoa "se encuentra actualmente en un período crítico en el que se debe definir como será la compañía a partir de ahora".
Ha recordado que hasta el momento se ha desarrollado un plan de viabilidad "que muestra las fortalezas y debilidades de Abengoa así como sus posibilidades para el futuro" y considera que del mismo "se deduce una empresa valiosa con gran capacidad para desarrollar el negocio de ingeniería y construcción con tecnología propia y de terceros en los sectores de energía y medio ambiente", capacidades que "han procurado muchos éxitos en el pasado y nos permiten mirar con ilusión y esperanza al futuro".
Domínguez Abascal ha apuntado que el desarrollo de este plan de viabilidad y la recuperación del valor de Abengoa "pasa por una reestructuración de su deuda y una nueva composición del accionariado de la compañía". lo cual "requiere un gran esfuerzo por parte de los que participamos en la actual Abengoa, esto es, accionistas, acreedores financieros, proveedores y empleados, empezando por los propios directivos".
De esta forma, ha aseverado que en las próximas semanas debe definirse esta nueva Abengoa "sabiendo que todos los actores deben acordar y aceptar una nueva situación que inevitablemente implica renuncias importantes". En ese punto, ha agradecido el "esfuerzo" efectuado, derivado del cese de algunas actividades y proyectos, y reconoce las dificultades que "debéis superar cada día para mantener en marcha la actividad ordinaria en las actuales circunstancias", tras lo que también ha valorado su "capacidad de trabajo, tesón y conocimientos".
Domínguez Abascal, que prevé mantener la vía de comunicación vía email con los trabajadores, les ha asegurado que hay "por delante un proyecto valioso que debe permitir la recuperación y evitar una situación de mayor pérdida para todos".
"Estoy convencido de que con la contribución de accionistas, acreedores, proveedores y empleados lo vamos a conseguir", ha añadido el directivo de Abengoa, quien ha pedido a los empleados "comprensión para un período delicado, en el que no toda la información puede estar disponible" y su colaboración "para construir un futuro solvente en el que sigamos desarrollando proyectos valiosos que hagan mejor la vida de las personas en muchos lugares del mundo".