Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ex presidente de CajaSur dice no estar "feliz con la decisión pero la caja se "desangraba"

El ex presidente de CajaSur habla tras la intervención del Banco de España. Santiago Gómez Sierra, ha asegurado que la decisión de la entidad cordobesa de acogerse al FROB fue la "única opción responsable" en estas circunstancias, ya que la caja se iba "desangrando día a día".  "Ni he deseado, ni estoy feliz con la decisión adoptada", ha reconocido el sacerdote.
Ni he deseado, ni estoy feliz con la decisión adoptada, pero sí puedo decir con firmeza, pese al respeto que me merecen todas las opiniones, que creo que ha sido la única opción responsable en esta circunstancias", ha declarado Gómez Sierra en una entrevista que publica el diario "Córdoba".
El ex presidente de la entidad cordobesa explica que la caja se iba "desangrando día a día en una dinámica de inactividad en este proceso", por lo que "mantener esta situación al arbitrio de lo que una parte hubiese querido mantener hubiera supuesto lo peor para impositores y trabajadores".
"La caja ha seguido perdiendo solvencia en los últimos meses que, hemos de recordar, ha sido gestionada por Unicaja. El FROB evita la insolvencia y da seguridad a los impositores y a la sociedad", ha asegurado el empresario y representante de la iglesia católica.
El sacerdote indica que la "historia" de la fusión con Unicaja en este último año ha estado protagonizada por los "desencuentros" y ha estado "teñida" por la falta de confianza. "Ha habido muchos acuerdos que se han replanteado, reescrito e incluso incumplido".
Gómez Sierra,asegura que la responsabilidad con Córdoba y con el empleo fue una "prioridad" desde el primer momento, por lo que había advertido hacía semanas de que no aprobarían un proyecto de fusión sin un acuerdo laboral cierto.
Además, explica que transmitió al consejero andaluz de Economía, Antonio Ávila, la voluntad de aprobar el proyecto de fusión si existía algún documento laboral firmado, "pero no había nada".
Para el ex presidente, la "nula confianza" en que la otra parte -en referencia a Unicaja- tuviera la intención de cerrar una fusión digna para la ciudad de Córdoba y sus trabajadores es lo que justifica la decisión de acogerse al FROB.
Preguntado por las afirmaciones realizadas por Unicaja, que ayer aseguró que cumplió con sus compromisos y se mostraba abierta para el futuro, Gómez Sierra se ha limitado a decir: "No quiero valorar esa afirmación, solo le deseo lo mejor".