Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente del Instituto de Crédito Oficial afirma que la banca tiene miedo

Para el directivo de la entidad pública de crédito debería haber una normativa homogénea internacional sobre cómo enfrentarse a los activos tóxicos y subraya que las entidades financieras españolas nunca han querido la nacionalización porque les quitaría autonomía.
Considera que las entidades españolas están aguantando la crisis comparativamente mejor que la media mundial, pero que con un momento tan complejo y con una concentración tan fuerte en el sector inmobiliario (el 47% por ciento del crédito concedido a las empresas está en el ámbito inmobiliario), las entidades tienen que ser "extremadamente cautas".
Sobre la adopción de medidas para limitar los sueldos de los directivos dice que más que cambiar las cantidades cambiaría el sistema, porque las retribuciones se han fijado en el corto plazo y "algunas de las operaciones que se han acometido quizá no se hubieran hecho en un contexto de largo plazo, a cinco o diez años".
Respecto a la solución a la crisis financiera actual dice que la idea es buscar fórmulas para ganar tiempo y que el ajuste se haga a más largo plazo.
Agrega que la creación de un banco malo es una salida para ganar tiempo y reconoce que no se sabe cuántos son los activos con problemas ni a que ritmo crecen y añade que no ve por ahora la creación de un banco de estas características en España.