Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los principales institutos económicos germanos auguran el estancamiento de Alemania en el tercer trimestre

No aprecian signos de recuperación en la eurozona y afirman que las medidas del BCE no servirán de estímulo a la economía real
Los principales institutos alemanes de previsión económica han rebajado sus previsiones para la 'locomotora europea', hasta el 1,3% en 2014 y el 1,2% en 2015, frente al 1,9% y el 2%, respectivamente, que estimaban con anterioridad como consecuencia del "marcado enfriamiento" de la economía germana, que se estancará en el tercer trimestre tras incurrir en una contracción del 0,2% entre abril y junio.
Las previsiones de estas prestigiosas instituciones (el IFO de Múnich, el DIW de Berlín, el IWH de Halle y el RWI Essen) constatan las dudas respecto a la fortaleza de la recuperación alemana, tras los decepcionantes datos de producción industrial, exportaciones y confianza en los últimos meses.
De hecho, en su último informe 'Perspectivas económicas mundiales' el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado sus pronósticos de crecimiento para Alemania hasta el 1,4% este año, frente al 1,9% previsto, y al 1,5% en 2015, dos décimas menos.
"La perspectiva económica para Alemania se mantiene débil y sólo se espera que la actividad económica se estanque en el tercer trimestre", apuntan los autores del análisis conjunto de la economía alemana, que advierten de que el crecimiento seguirá siendo débil hasta finales de año.
Entre las causas que explican el menor vigor de la economía germana, los expertos señalan al conflicto comercial abierto con Rusia, el debilitamiento de la economía mundial, particularmente entre sus socios de la zona euro, así como factores políticos como la introducción de un salario mínimo.
"Los riesgos para la economía mundial son significativos (...) esto es debido a los problemas del mercado inmobiliario chino y también al conflicto entre Occidente y Rusia, así como a los riesgos que pueden permanecer ocultos en los balances de la banca", añaden los expertos.
En cuanto a otras referencias macroeconómicas, los institutos alemanes prevén que la inflación cierre 2014 en el 1% y alcance el 1,4% en 2015, mientras que espera una ralentización de la creación de empleo, que llevará la tasa de paro al 6,7% este año y al 6,8% el siguiente.
LAS MEDIDAS DEL BCE NO SIRVEN PARA LA ECONOMÍA REAL.
Por otro lado, los expertos alemanes expresan su escepticismo respecto al potencial efecto positivo que pudieran tener sobre la economía real las medidas recientemente anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE).
La política monetaria pretende lograr un efecto estimulante en la economía de la zona euro, señala el informe. "Sin embargo, no se espera que las medidas recientemente acordadas vayan dificilmente a proporcionar estimulos adicionales a la economía real", apuntan los expertos.
Asimismo, los institutos germanos creen que los distintos procesos de consolidación fiscal en los países de la zona euro continuarán acumulando retrasos en relación con lo negociado en los respectivos programas de estabilidad.