Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La producción automovilística española cayó un 37,3 por ciento hasta mayo

La producción de las plantas automovilísticas instaladas en España fue en los cinco primeros meses del año de 821.408 vehículos, un 37,3 por ciento menor que en el mismo periodo de 2008. EFE/Archivotelecinco.es
La producción de las plantas automovilísticas instaladas en España fue en los cinco primeros meses del año de 821.408 vehículos, un 37,3 por ciento menor que en el mismo periodo de 2008.
Según informó hoy la Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), la tendencia siguió con las bajadas fuertes de los últimos meses, atribuibles, en este caso, a la existencia de un día laborable menos, el periodo de ajuste de producción hacia varios modelos nuevos y el desplome del mercado de industriales en España y en los países principales destinos de la producción española.
En el mes de mayo se produjeron en España 182.011 vehículos que representan un 31,1 por ciento menos que los del mismo mes del año pasado.
Las exportaciones en los cinco meses de referencia, con 727.438 unidades vendidas al exterior (el 88,5% del total producido), suponen un descenso del 32,7%, respecto al mismo periodo de 2008.
En términos mensuales, las exportaciones ascendieron a 159.811 unidades (el 87,8% de la producción total), cifra que supone un descenso del 27%, sobre las del mismo mes de mayo de 2008.
Aunque el sector reconoce que la aprobación de ayudas directas a la compra de coches en los mercados más importantes de la UE, a donde se dirigen tres de cada cuatro coches exportados por España, ha tenido un efecto benéfico para las plantas domésticas, los registros productivos están todavía lejos de las mejores coyunturas de años atrás y siguen soportando las fuertes caídas de los pasados meses en el mercado nacional.
Además, el efecto de las ayudas directas en el mercado español no se ha dejado sentir en el aparato productivo por la falta de margen temporal, ante su entrada en vigor en la segunda quincena de mayo.
El director general de Anfac, Luis Valero, anunció la semana pasada en sede parlamentaria que España puede perder un tercio de su producción en los próximos dos años, lo que implicaría, en términos de volumen, en torno a 750.000 vehículos menos.
Por segmentos, en lo que va de año, los turismos aportan casi tres de cada cuatro vehículos producidos, con un registro de 689.570 unidades, un 30,6% menos que en enero-mayo de 2008.
La diferencia de casi siete puntos porcentuales en la caída de este segmento, respecto a la del global de la producción acumulada en el año, se ha debido, sobre todo, a que las ayudas directas de los países europeos han incidido sobre el tipo de vehículo que mayoritariamente se produce en España
Así, en el mes de mayo, los turismos registraron una producción de 154.442 unidades que suponen un retroceso del 23,5% sobre la cifra de hace un año y que, para la fuente informante, significa una "ralentización" sobre los descensos de meses atrás.
Por eso, en el resto de segmentos, las evoluciones productivas en los cinco meses de referencia son muy superiores a la de la caída global y el principal ejemplo es el de los todoterreno que con 3.870 unidades, caen en términos interanuales un 90,9%.
Los vehículos industriales no se pueden sustraer la situación de los mercados español y del resto de Europa y su producción en lo que va de año, con 127.968 unidades, es un 53% inferior a la del mismo periodo de 2008.