Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La prohibición a los ayuntamientos de pedir créditos se retrasa a enero de 2011

El BOE rectifica y los Ayuntamientos pueden respirar un poquito más hasta finales de año. El decreto ley aprobado por el Gobierno que establecía la prohibición para los ayuntamientos de pedir créditos desde hoy mismo y hasta finales de 2011 y que se publicó ayer lunes ha sido rectificado hoy en el BOE. 
El Boletín del lunes recogía: "A partir de la entrada en vigor de la presente norma y hasta 31 de diciembre de 2011, las entidades locales y sus entidades dependientes clasificadas en el sector Administraciones Públicas no podrán acudir al crédito público o privado a largo plazo, en cualquiera de sus modalidades, para la financiación de sus inversiones, ni sustituir total o parcialmente operaciones preexistentes". Y hoy rectifica: "A partir de la entrada en vigor de la presente norma y hasta 31 de diciembre de 2011... debe decir: A partir del 1 de enero de 2011 y hasta 31 de diciembre de 2011".
Ningún miembro del Gobierno se refirió ayer a esta restricción. No obstante, la rectificación se produce después de que la FEMP mostrara su disconformidad por el decreto del Gobierno. De hecho, hoy había una reunión de los alcaldes para analizar la situación.
Las explicaciones de Salgado
La ministra de Economía, Elena Salgado, si se ha referido a la rectificación. Ha atribuido hoy a un error sin importancia la corrección publicada este martes en el BOE. "No tiene mayor importancia". "Todos los BOE llevan siempre corrección de errores, todos los decretos, y máxime un decreto ley que es tan complicado como éste en su redacción", ha asegurado la vicepresidenta económica antes de participar en el Foro Económico de Bruselas.
Ayuntamientos como el de San Cugat se apresuraron y ayer mismo convocaron un pleno tras el cual firmó a toda prisa un crédito de 16,1 millones de euros. Las diputaciones de Tarragona y Lleida hicieron lo propio y firmaron préstamos de 21 y 20 millones respectivamente.
EBP