Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los promotores de Castor recuerdan que tienen derecho a revertir la infraestructura al Estado

La sociedad promotora del almacenamiento subterráneo de gas de Castor, Escal, tiene el derecho a revertir la infraestructura a las autoridades españolas hasta junio de 2033 al valor pendiente de amortizar, según recuerda el socio canadiense de ACS en el proyecto, Dundee Energy.
Esta empresa cuenta con un 25% en Castor gracias a su participación en CLP, la sociedad propietaria a su vez de un 33% de Escal. El 67% restante de la empresa promotora está en manos de ACS.
En su presentación de resultados anuales, Dundee se ratifica en los principios suscritos con el Gobierno español en 2008 y avalados en octubre del año pasado por el Tribunal Supremo, según los cuales los promotores de Castor tienen derecho a recibir una indemnización por el valor residual del activo, incluso en caso de negligencia o dolo por parte de la empresa.
Esta garantía había sido denunciada por el actual Ejecutivo al considerar que va en contra del "devenir normal" de este tipo de autorizaciones. De hecho, Castor es el único de los tres grandes almacenamientos de gas de España con esta claúsula.
En su presentación, la empresa canadiense señala que el coste del proyecto, determinado por una auditoría independiente, será recuperado por Escal en pagos equitativos durante un periodo de 20 años ajustados a la inflación anual.
La remuneración del activo, que permitirá elevar en una cuarta parte la capacidad de almacenamiento de gas en España y responder de esta forma a la variabilidad de los precios internacionales, garantiza a Escal una rentabilidad anual del 8,76%.
Dundee también describe lo sucedido con Castor desde que a finales del año pasado el Gobierno anunciase la suspensión del llenado de gas como consecuencia de la actividad sísmica en la zona. Desde que comenzaron los temblores, los niveles de gas "han permanecido estables" y se han reducido "significativamente las preocupaciones" acerca del proyecto. Los seísmos no han causado daños a la infraestructura, dice.
AUDITORÍAS FAVORABLES.
Dundee asegura además que las auditorías técnicas y económicas de Castor se entregaron en febrero al Gobierno y concluyen que el almacenamiento está en condiciones de funcionar, cuenta con diseño apropiado y dispone de seguridad suficiente.
"La auditoría también concluye que los costes de capital empleados en la construcción del proyecto son razonables. Estas conclusiones están ahora sometidas a la revisión de las autoridades españolas", continúa la empresa canadiense.
El derecho de Escal a revertir la instalación al Estado es independiente de la decisión del Gobierno de levantar o no la suspensión sobre Castor y permitir su puesta en operación.
ACUERDO CON ENAGÁS.
A la espera de esta decisión del Gobierno, Dundee recuerda que ACS tiene un acuerdo con Enagás por el que, solo si Castor entra en operación, venderá su participación al gestor técnico de la red gasista.
A los quince días de la entrada del almacenamiento en el sistema gasista, y sujeto a ciertas condiciones, ACS venderá el 50% de su participación en Escal a Enagás. Tras ese momento, CLP, ACS y Enagás dispondrán de un 33% cada una del capital.
Posteriormente, y en un plazo de 180 días, CLP tiene el derecho de vender parte o toda su participación en Escal a ACS o Enagás, añade la empresa canadiense.