Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los promotores piden ayuda para vender las viviendas mientras el precio se desploma

La directora general de Arquitectura y Política de Vivienda, Anunciación Romero, durante la presentación de las estadísticas de precios de la vivienda libre y protegida correspondientes al primer trimestre de 2009 hoy en Madrid. EFEtelecinco.es
El precio de la vivienda libre ha continuado su declive en el primer trimestre -un 6,8 por ciento-, un nuevo síntoma del parón que vive el sector, que hoy pidió al Gobierno recursos para dar salida al excedente de inmuebles, propuesta que el Ejecutivo se ha apresurado a rechazar.
El Ejecutivo considera "deseable" que el precio de la vivienda se vaya ajustando a la inflación, cuya tasa interanual cayó el 0,1 por ciento en marzo, el primer descenso anual de la historia.
Más acusado fue el descenso de la vivienda usada (más de dos años de antigüedad), cuyo precio se abarató el 6,9 por ciento en los tres primeros meses del año, mientras que la vivienda nueva (menos de dos años de antigüedad) se rebajó el 6,5 por ciento.
Pese al descenso del precio, el excedente de viviendas en manos de las inmobiliarias alcanzará los 800.000 inmuebles al final de 2009, por lo que la patronal del sector quiere plantear a la nueva ministra de Economía, Elena Salgado, una iniciativa para dar salida a este stock a través de una sociedad pública.
El presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), José Manuel Galindo, asegura que el fin de esta propuesta es dedicar los inmuebles a "un fin social", ya sea en venta o alquiler.
Pero, de momento, la iniciativa se ha encontrado con el rechazo frontal del Ministerio de Vivienda. La directora general de Arquitectura y Política de Vivienda, Anunciación Romero, aseguró que el Gobierno "no se lo ha planteado en ningún momento".
Sin embargo, a juicio de los promotores, dar salida al stock es "el paso previo al reinicio de la actividad económica", ya que de esta forma, el sistema financiero se relajaría al liberar el crédito al promotor, que ya podrían destinar a financiar otras actividades y, de este modo, impulsar la economía.
De forma paralela a la petición de ayuda estatal, las inmobiliarias negocian con la banca para que facilite la financiación a los compradores de viviendas que pertenezcan a promociones cuya construcción han financiado.
Galindo aseguró que las inmobiliarias han percibido un cambio de actitud por parte de las cajas y bancos, que ya se deciden a subrogar a los compradores el crédito otorgado previamente a las promotoras, entre otros motivos, porque les supone un menor riesgo en sus balances.
Sin embargo, debido al reciente aumento de la cartera inmobiliaria de las entidades, fruto de embargos o daciones en pago, Galindo apostó por crear un marco homogéneo para evitar los casos de "competencia desleal" ya que la banca podría dar más facilidades a los compradores de sus viviendas.
El sector inmobiliario, por su parte, anuncia que ya ha rebajado el precio de los inmuebles casi un 20 por ciento, el margen total que se han impuesto para abaratar el precio, pero que la estadística del Ministerio no lo refleja puesto que se trata de las transacciones pactadas hace dos años.
Mientras, en el último trimestre, el precio de la vivienda libre disminuyó en todas las regiones, salvo en la ciudad autónoma de Melilla, donde aumentó un 5,7 por ciento.
Por porcentaje de caída, el precio de la vivienda libre disminuyó en el primer trimestre en Castilla-La Mancha (11,4%), Madrid (9,9%), Aragón (8,9%), Murcia (8,4%), Canarias (7,9%), Cantabria (7,8%), Asturias (6,8%), Castilla y León (6,8%), Comunidad Valenciana (6,7%), La Rioja (6,7%) y Galicia (6,1%).
Le siguen Baleares (6,1%), Andalucía (5,7%), País Vasco (4,4%), Cataluña (3,7%), Navarra (3,6%), Extremadura (1,1%) y Ceuta (0,2%).