Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo plan de pago a proveedores contará con 8.200 millones y dará prioridad a Sanidad y Educación

El nuevo plan de pago de proveedores contará con una dotación final de 8.200 millones, frente a los casi 20.000 millones previstos inicialmente, y dará prioridad a empresas relacionadas con la Sanidad y la Educación, pero sin dejar fuera a los proveedores de obras, servicios, suministros, concesión de obras y gestión de servicios públicos.
Fuentes conocedoras del nuevo plan han explicado a Europa Press que el fondo contará finalmente con una dotación de 8.200 millones, cantidad que incluye la línea de crédito de 7.000 millones contemplada en los Presupuestos Generales del Estado y unos 1.200 millones que sobraron del último plan de pago a proveedores.
La ejecución del plan se articulará en dos fases para dar prioridad a los proveedores de servicios básicos, es decir, a empresas relacionadas con la Sanidad y la Educación. En una segunda fase se atenderá a las necesidades de liquidez de los proveedores de obras y servicios.
Con este plan, el Gobierno pretende poner el contador de la deuda comercial a cero con carácter previo a la implantación de la factura electrónica, el registro contable y el periodo de medios de pagos.
En la memoria de impacto normativo de este plan, el Ejecutivo aseguraba que el objetivo del nuevo fondo es dar una solución extraordinaria, temporal y urgente al problema de la morosidad de las administraciones públicas para poder evitar los problemas de liquidez de las empresas.
El mecanismo extraordinario de financiación permitirá la cancelación de operaciones pendientes de pago liquidadas, vendidas y exigibles antes del 31 de mayo. Las necesidades de financiación del fondo de pago a proveedores serán absorbidas mediante operaciones de deuda del propio fondo, lo que podrá incluir operaciones de endeudamiento del Tesoro.
El diario económico 'Expansión' adelanta este miércoles que el nuevo fondo contará finalmente 8.200 millones de euros y que el Ministerio había aprobado un tipo de interés del 5,2% para las emisiones de bonos del fondo.