Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La recesión se refleja en caída del crecimiento de la masa monetaria en enero

La recesión de la zona del euro y la crisis financiera se reflejaron en la fuerte caída del crecimiento de la masa monetaria en enero, que facilita al Banco Central Europeo (BCE) bajar de nuevo los tipos de interés.
La expansión monetaria de la zona del euro, medida por el agregado M3, bajó el pasado enero hasta el 5,9 por ciento, el nivel más bajo desde octubre de 2005 y frente al 7,5 por ciento de diciembre de 2008.
El BCE informó hoy de que el crecimiento anual de los préstamos al sector privado cayó en enero hasta el 5 por ciento, en comparación con el 5,8 por ciento del mes anterior.
Tras este fuerte retroceso, el crecimiento de la masa monetaria en circulación se acerca al valor que recomienda el BCE para mantener la estabilidad de precios, que es una expansión del M3 del 4,5 por ciento.
Ello facilita al BCE un nuevo recorte de los tipos de interés para impulsar el crecimiento económico en su reunión de marzo.
Los mercados descuentan que la entidad monetaria bajará el precio del dinero, actualmente en el 2 por ciento, en medio punto porcentual.
El BCE ha bajado los tipos de interés en 2,25 puntos porcentuales desde comienzos de octubre de 2008.
"La recesión en la zona del euro se refleja de nuevo en los datos monetarios", según el analista de Commerzbank Michael Schubert, quien también destacó que el M3 cayó en enero un 0,8 por ciento respecto a diciembre, la primera caída mensual de este agregado desde que se comenzó a contabilizar en 1980.
Según las estadísticas del BCE, se ha producido un retroceso continuado de la expansión monetaria desde noviembre de 2007, cuando el crecimiento anual del agregado M3 se situó en el 12,3 por ciento.
Entre noviembre de 2008 y enero de 2009 el aumento anual del M3 fue del 7 por ciento.
Entre octubre y diciembre de 2007, el crecimiento del M3 había sido del 7,9 por ciento por lo que se ha producido una desaceleración trimestral del ritmo de crecimiento.
El agregado M3 comprende el efectivo en circulación, depósitos a la vista y a plazo hasta dos años, depósitos disponibles hasta 3 meses, cesiones temporales de deuda y fondos de inversión en activos del mercado monetario (FIAMM).
La expansión anual de los préstamos para el pago de una vivienda cayó en enero hasta el 1 por ciento, frente al 1,5 por ciento de diciembre.
La medición del dinero en circulación constituye uno de los dos pilares en los que el banco emisor europeo basa su política monetaria, cuyo fin es lograr la estabilidad de los precios y sirve de referencia a la entidad para poder prever la inflación en los países que comparten el euro.
El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, alertó recientemente de que en las últimas semanas han aparecido "los primeros signos" de una caída de los flujos de crédito, un fenómeno que si continúa cuestionaría el sistema financiero en su conjunto.