Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La bolsa sube el 1,19% y recupera el nivel de los 7.400 puntos por el alza grandes de los valores

La bolsa española escapó de las pérdidas que registraba Wall Street, subió hoy el 1,19 por ciento y recuperó el nivel de 7.400 puntos, impulsada por el avance de la mayoría de los grandes valores.
Así, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, avanzó 87,30 puntos, el 1,19 por ciento, hasta 7.427,80 puntos. En la mejor semana desde la ultima de noviembre pasado subió el 7,08 por ciento. Las pérdidas acumuladas este año bajan al 19,23 por ciento.
En Europa, con el euro a 1,288 dólares, hubo resultados dispares, ya que Milán cayó el 0,84 por ciento, y Fráncfort, el 0,07 por ciento, mientras que Londres subió el 1,12 por ciento; París, el 0,42 por ciento, y el índice Euro Stoxx 50, el 0,35 por ciento.
La bolsa española subía más del 2 por ciento en la apertura y superaba los 7.500 puntos, animada por el alza de Wall Street en la sesión precedente, que había ganado el 3,5 por ciento y había rebasado un nivel de resistencia -cotización que detiene las subidas-. Además, Tokio subió el 5,15 por ciento esta madrugada.
Los bancos volvían a liderar las ganancias de la bolsa española, estimulados por las noticias sobre las previsiones de resultados de Bank of América para este año, en el que obtendrá un beneficio bruto de 50.000 millones de dólares.
Con estos apoyos y el empuje de las plazas europeas, que celebraban la escasa caída de las ventas minoristas en la zona euro en enero, el 0,1 por ciento, la bolsa española deambuló durante la mañana por el nivel de 7.500 puntos.
Las previsiones de la OPEP y de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que calcularon una caída de la demanda de petróleo este año del 1,17 y del 1,4 por ciento, respectivamente, contribuyeron a que el crudo Brent bajara a 44 dólares por barril. Por la tarde subiría a 46 dólares.
Las dificultades de Wall Street para separarse de los niveles de cierre de la víspera recortaron las ganancias de la bolsa española, que se aproximó a 7.400 puntos.
El mercado neoyorquino no aprovechaba el descenso del 9,7 por ciento del déficit comercial estadounidense en enero -descendían las exportaciones el 5,7 por ciento y las importaciones un punto más- ni la caída de los precios de importación el 0,2 por ciento en febrero -12,8 por ciento interanual-.
Tampoco resultaba estimulado por el anuncio de Citigroup de que no necesitará más caudales públicos ni por la leve mejora del dato adelantado de la confianza de los consumidores estadounidenses de marzo.
Después de los tumbos iniciales de Wall Street y de una subida fulgurante, llegaron las pérdidas por la moderada recogida de beneficios emprendida por los inversores.
Al final de la sesión española el parqué neoyorquino bajaba el 0,6 por ciento, sin que le importaran los comentarios de Lawrence Summers, asesor económico del presidente estadounidense Barack Obama, sobre el impacto del plan de estímulo en el gasto y la deuda estadounidense.
Excepto Repsol, que bajó el 1,46 por ciento por informes negativos, el resto de los grandes valores subieron: Banco Santander, el 3,14 por ciento, la quinta mayor subida del Ibex; Iberdrola, el 2,45 por ciento; BBVA, que celebró hoy la junta de accionistas, el 2,39 por ciento, y Telefónica, el 1,38 por ciento.
La mayor subida del Ibex correspondió a Gamesa, el 6,11 por ciento, seguida de Mapfre, que avanzó el 4,58 por ciento, mientras que Criteria recuperó el 3,41 por ciento y Bolsas y Mercados Españoles (BME), el 3,38 por ciento.
Gas Natural encabezó las pérdidas del Ibex con un retroceso del 5,12 por ciento, tras ser autorizada la opa sobre Unión Fenosa y anunciar un recorte de sus inversiones futuras, seguida de Acerinox, que cayó el 4,86 por ciento por un informe negativo, mientras que Bankinter cedió el 4,15 por ciento y Grifols, el 2,45 por ciento.
En el mercado continuo destacó nuevamente la subida de Metrovacesa, el 20 por ciento, mientras que Reyal Urbis comandó las pérdidas al bajar el 19,93 por ciento.
La rentabilidad de la deuda española a largo plazo subía dos centésimas, hasta el 4,03 por ciento, mientras que el efectivo negociado en el mercado continuo se situó en 2.555 millones, de los que algo más de 450 correspondían a operaciones efectuadas entre inversores institucionales.