Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La refinería de Lindsey y los trabajadores llegan a un acuerdo para acabar con el paro

En la imagen, varios empleados se manifiestan contra de la contratación de trabajadores extranjeros a las afueras de la refinería de Lindsey en Immingham, Lincolnshire, Reino Unido. EFE/Archivotelecinco.es
Los empleadores de la refinería de Lindsey, en el norte de Inglaterra, han llegado a un acuerdo con los sindicatos para poner fin a la huelga secundada por más de 600 trabajadores en protesta por el despido de 51 empleados.
El sindicato que agrupa a estos empleados, Unite, informó hoy de que el acuerdo, que será presentado el próximo lunes a la fuerza laboral, se alcanzó después de intensas negociaciones entre los líderes sindicales y los empleadores de la refinería.
Desde el pasado día 11, los trabajadores mantenían un paro no oficial -es decir, que no han seguido el procedimiento legal de votaciones y avisos previos- en respuesta a la decisión de la empresa de despedir a 51 empleados, pese a que había garantías de que no se suprimirían puestos laborales.
La refinería decidió entonces despedir a 647 trabajadores por mantener la huelga no oficial, decisión que motivó que otros empleados de otras refinerías del país se manifestasen en solidaridad con sus colegas de Lindsey, refinería de la que Total es la propietaria.
En virtud del acuerdo alcanzado hoy, estos 647 serán restablecidos en sus puestos de trabajo.
"Después de horas de intensas negociaciones, ahora tenemos propuestas para volver al trabajo que será recomendada a la fuerza laboral", señaló hoy Les Bayliss, representante de Unite.
"Los empleadores han acordado restablecer a los trabajadores despedidos pero los detalles tienen que ser presentados primero a la fuerza laboral", agregó Bayliss.