Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis de los refugiados y el terrorismo no hacen mella en los consumidores alemanes, según Gfk

La confianza de los consumidores de Alemania se ha estabilizado en el arranque de 2016, según muestra el índice elaborado por la consultora Gfk, que de cara al mes de febrero se mantiene estable en 9,4 puntos, en línea con el dato de enero, lo que constata que la crisis de los refugiados y la amenaza del terrorismo no han tenido un efecto duradero en el ánimo de los alemanes.
"La mayor amenaza terrorista y el creciente debate sobre cómo resolver la crisis de los refugiados no han tenido todavía un efecto duradero en la confianza de los consumidores, que actualmente no muestra una tendencia clara y se ha visto muy poco alterada en comparación con el mes anterior", destacaron los autores de la encuesta.
Las expectativas económicas de los consumidores germanos aumentaron en enero hasta los 4,2 puntos, frente a los 2,9 del mes anterior, manteniéndose por encima de su media histórica de cero puntos, aunque queda 18 puntos por debajo de la lectura del año anterior.
"A pesar de riesgos como la amenaza de ataques terroristas y la crisis de los refugiados, los consumidores todavía creen que Alemania seguirá creciendo modestamente en los próximos meses", añade la consultora, que atribuye el optimismo a la fortaleza del mercado laboral.
No obstante, las expectativas de ingresos de los alemanes registraron en enero un retroceso hasta 47,2 puntos desde los 50,8 del mes anterior, cuando había aumentado en 6,4 puntos, lo que supone un dato algo inferior a los 47,8 puntos de enero de 2015.