Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El retraso medio en los pagos de las empresas baja de los 15 días en el primer trimestre por primera vez

El retraso medio en los pagos de las empresas españolas ha bajado por primera vez de los 15 días en el primer trimestre del año y se sitúa en los 14,10 días, según el 'Estudio sobre comportamiento de pagos de las empresas españolas', elaborado por Informa D&B, compañía de Cesce.
Por su parte, los plazos de pago en los que las empresas hacen efectivas sus facturas también se reducen, 4,12 días frente al trimestre anterior y 2,81 desde hace un año, para quedar en 91,96 días, la menor cifra desde el segundo trimestre de 2014.
La administración tarda más en hacer efectivas sus facturas, ya que incrementa su periodo medio de pago respecto a hace un año en 0,95 días, alcanzando los 93,47 días. Este plazo mejora en las empresas privadas que utilizan 91,99 para completar sus pagos.
Por sectores, el de la administración es el que presenta un peor comportamiento, con 23,49 días de demora, seguida de la hostelería y la Sanidad, con un total de 20,56 días y 18,44 días, respectivamente.
Sólo el de la agricultura aumenta su retraso desde hace un año en 1,42 días, hasta los 13,46, pero se mantiene por debajo de la media nacional, al igual que el sector industrial, el de comercio y las comunicaciones.
Por otro lado, ninguna región supera los 20 días de demora. Canarias es la comunidad con mayor demora, hasta los 19,34 días, mientras que la que menos se retrasa es Navarra, utilizando 9,13 días.
Según el tamaño de la empresa, en el primer trimestre del año el 53% de las microempresas y el 43% de las pequeñas han cumplido con los plazos de pago pactados, frente al 26% de las medianas y el 11% de las grandes empresas.
En este sentido, del estudio también se desprende que el 46% de las empresas paga de forma puntual, frente al 44% que lo era en el mismo trimestre del año precedente y que los retrasos suponen un coste directo para el tejido empresarial español de 1.611 millones de euros.