Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El retraso medio en los pagos de las empresas españolas baja por primera vez de los 12 días

Supone un coste de 1.300 millones de euros al tejido empresarial
El retraso medio en los pagos de las empresas españolas sobre los plazos pactados se situó en 11,86 días en el segundo trimestre de 2017, según el 'Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas Españolas' elaborado por Informa D&B.
Esta cifra, la más baja registrada, se recorta tanto respecto al trimestre anterior, 0,39 días, como al mismo periodo de 2016, 1,61 días menos.
El estudio resalta que estos retrasos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de más de 1.300 millones de euros.
Los plazos de pago en los que las empresas hacen efectivas sus facturas también se han reducido en 0,56 días frente al trimestre anterior y 5,86 días desde hace un año, para quedar en 85,62 días, la mejor cifra alcanzada hasta el momento.
El plazo medio pactado para pagar entre abril y junio es de 73,76 días, 4,25 días inferior al del mismo periodo de 2016.
Según la directora de estudios de Informa D&B, Nathalie Gianese, "el descenso se aprecia en una mejora en todos las categorías de empresas, aunque se mantienen diferencias notables según la ubicación, el sector o el tamaño".
ADMINISTRACIÓN REPITE COMO SECTOR CON MAYOR RETRASO
Las empresas de la Administración reducen su periodo medio de pago respecto a hace un año en 5,27 días quedando en 88,68 días.
En esta línea, el plazo también baja en las privadas, en 5,87 días, y se fija en 85,62 días.
El retraso medio es inferior en el sector privado, 11,75 días, la cifra más baja recogida, mientras que en el caso de la Administración llega a 23,72, recortando 0,45 días desde hace un año.
Los plazos pactados disminuyen desde el segundo trimestre de 2016, 4,82 días en la Administración, hasta 64,96, y 4,27 días en el sector privado, que alcanza 73,87 días.
MÁS DE LA MITAD DE LOS PAGOS HAN RESPETADO LAS CONDICIONES PACTADAS
El 53% de los pagos de las empresas españolas entre abril y junio de 2017 se ha hecho respetando las condiciones pactadas con sus proveedores, proporción superior al 48% de hace un año.
Este porcentaje crece hasta el 93% si incluimos las facturas pagadas con hasta 30 días de demora.
En el estudio sobre los hábitos de pago de más de 400.000 empresas se desprende que de la suma de los importes de las facturas computadas, el 97% del total se paga dentro del plazo o con hasta 30 días de retraso.
POR REGIONES, SOLO CRECE EL RETRASO EN CEUTA Y MELILLA
El retraso medio disminuye en casi todas las comunidades respecto a hace un año, salvo en Melilla y Ceuta donde crece 11,24 y 7,56 días respectivamente.
Andalucía es la Comunidad que más reduce sus datos en este periodo, 2,04 días, seguida de Valencia, que recorta 2, y Cataluña, 1,84. Solo Ceuta y Melilla superan los 20 días de demora, siendo las que peor se comportan. Por detrás Canarias, con 17,80.
Las únicas que bajan de los 9 días son Aragón, 8,74, País Vasco, 7,74 y Navarra, con 7,67.
Madrid está por encima de la media del país, con 13,80 días, mientras que Cataluña se sitúa por debajo, con 10,36.
La diferencia entre la comunidad con peor y mejor comportamiento se acentúa y queda en 16,31 días, frente a los 11,99 del trimestre anterior.
LAS MICROEMPRESAS LAS MÁS PUNTUALES EN LOS PAGOS
El 58% de las microempresas y el 52% de las pequeñas cumplen con los plazos de pago pactados frente al 32% de las medianas y el 14% de las grandes empresas en el segundo trimestre del año.
Sin embargo, la mayor parte de las medianas y grandes paga con un retraso de hasta 30 días, 62% y 79% respectivamente, frente al 33% y el 42% de las micro y pequeñas empresas.
Con más de 60 días de retraso, solo se sitúan el 6% de micro empresas, el 4% de pequeñas y medianas empresas y algo más del 3% de las grandes.
Las pequeñas empresas son las que tienen una media de retraso más baja, 10,11 días; seguidas de las medianas, con 11,9; y las micro, con 12,70 días.
Por último, las grandes empresas son las que más se demoran en el pago con 14,92 días.