Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cinco 'sabios' rebajan sus perspectivas de crecimiento para Alemania

El Consejo de Expertos Económicos de Alemania, conocido popularmente como los 'cinco sabios' y encargado de asesorar en materia económica al Gobierno germano, ha revisado a la baja sus perspectivas de crecimiento e inflación para 2016 ante el debilitamiento de la demanda externa.
En concreto, los consejeros alemanes han situado el crecimiento del PIB germano en el 1,5% en 2016, lo que supone una décima menos respecto a su anterior previsión, mientras que la inflación alcanzaría el 0,3%, nueve décimas por debajo de lo esperado inicialmente. En 2017, los 'sabios' alemanes estiman un crecimiento del 1,6%.
Pese a esta revisión a la baja, el consejo de expertos ha afirmado que la "expansión económica" del país germano "continúa", respaldado por el aumento del gasto de los consumidores ante un "fuerte" mercado laboral, además de una política fiscal "expansiva" y una política monetaria "extremadamente" expansiva.
En la opinión de los 'sabios', la volatilidad de los mercados financieros de comienzos de año no "señalan" una ralentización de la economía a nivel global, sino que son una "señal" de que los inversores "ahora esperan un periodo más largo de tipos de interés bajos", que debilitan el modelo de negocio de los bancos.
Respecto a la continua caída del precio del petróleo, el Consejo de Expertos Económicos de Alemania ha indicado que refleja "parcialmente" factores de demanda, que implica que su potencial de estimular el crecimiento económico global es "limitado".
En relación con la situación de la economía mundial, los 'sabios' germanos han reconocido que está sujeta a "numerosos riesgos", entre los que han citado la situación del gigante asiático y otras economías emergentes, la volatilidad en los mercados y el riesgo de conflictos geopolíticos.
LOS REFUGIADOS, EL PRINCIPAL "RETO".
Por otro lado, el consejo ha afirmado que el flujo de refugiados supone el "principal reto" para la política económica de Alemania, ante lo que ha advertido de que los obstáculos en los procedimientos de concesión de asilo retrasarán "significativamente" su integración en el mercado laboral.
Por ello, los 'sabios' han indicado que la llegada de refugiados tendrá un impacto "moderado" en el mercado laboral este año y ha cifrado en 360.000 los refugiados reconocidos que entrarán en el mercado laboral alemán hacia finales de 2017.
Asimismo, el consejo de sabios ha afirmado que el Gobierno alemán puede aumentar sus gastos públicos durante 2016 y 2017 para hacer frente a la llegada de refugiados sin que sea necesario aumentar la deuda o subir los impuestos.