Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secretario general de la OPEP dice que la especulación está volviendo al crudo

La especulación financiera que antes de la crisis económica provocó una fuerte escalada del petróleo "está volviendo" a las materias primas, señaló hoy en Viena el secretario general de la OPEP, Abdalá El Badri.
En declaraciones a un grupo de periodistas en el secretariado de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), El Badri se mostró cautelosamente optimista de que la economía mundial salga de la crisis actual y dijo que espera que el precio del barril de crudo se sitúe entre los 75 y 77 dólares a finales de año.
Esperamos que la economía se recupere más rápido de lo pensado (..) Pienso que veremos a finales de año el precio entre 75-77 dólares (para el barril", dijo el secretario general).
No obstante, resalto que los fundamentos del mercado no justifican de momento ese nivel de precios, puesto que sigue habiendo un exceso de suministros que se acumula en los inventarios tradicionales y en buques.
Cuestionado por las razones de la considerable subida que han experimentado los precios en los últimos días, reconoció que una parte corresponde a la actividad especulativa en los mercados de futuros.
"La especulación está volviendo en todas las materias primas", subrayó.
"No estamos felices con la especulación", añadió El Badri, y recordó que ya el año pasado, cuando el valor del barril se disparó a más de 140 dólares, había advertido de los riesgos que conlleva una gran especulación con el petróleo.
"No queremos verlo de nuevo. No queremos que sea el factor principal para el aumento de los precios. Queremos que los precios suban y bajen según los fundamentos (de la oferta y demanda del mercado)", insistió.
Los productores aspiran a que la cotización del barril se sitúe como mínimo a 75 dólares para garantizar las necesarias inversiones en el sector.
Pese a ello, la OPEP resolvió ayer no reducir más sus suministros y mantener la cuota vigente de producción -24,8 millones de barriles diarios (sin Irak)- en base a las primeras señales de una posible recuperación económica.
"Vemos cierto crecimiento económico, especialmente en Asia", dijo.
El precio del petróleo ha mantenido una sostenida tendencia al alza en los últimos días que ha llevado al barril del crudo de Texas (WTI) a más de 65 dólares, mientras que el referencial de la OPEP se vendió ayer a 61,77 dólares, el nivel más alto desde octubre de 2008.