Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El paro sigue subiendo en Europa y en España ya casi dobla la tasa de la UE

En la imagen, varios empleados asfaltan una calle en Santander. EFE/Archivotelecinco.es
La crisis económica sigue dejándose notar en el mercado laboral europeo con un aumento progresivo del desempleo, especialmente acusado en el caso español, donde el 15,5% de los trabajadores están parados, prácticamente el doble que en la media de los Veintisiete.
Según los datos que hoy difundió Eurostat, la oficina estadística comunitaria, en febrero el paro afectaba en la UE al 7,9% de la población activa, mientras que en la zona del euro llegó al 8,5%.
El número de parados en los Veintisiete se acerca a los 20 millones (19,156 millones), tras aumentar en el último año en 3,019 millones; sólo en la eurozona los trabajadores sin empleo son 13,486 millones, 2,125 millones más que en febrero de 2008.
España está consolidando su posición como el Estado miembro con más desempleo (uno de cada seis trabajadores españoles están sin empleo), sobre todo porque la subida está siendo en su caso mucho más rápida e intensa que en la mayoría de sus socios.
En febrero, el paro aumentó en España en siete décimas, frente al avance de dos décimas registrado tanto en los países de la moneda única como en el conjunto de la Unión.
Asimismo, en los últimos doce meses el desempleo español ha escalado desde el 9,3% al 15,5% (sólo ha crecido más en Lituania y Letonia), un periodo en el que en la eurozona ha aumentado en 1,3 puntos porcentuales y en la UE en 1,1 puntos.
Tras España, los socios comunitarios donde la crisis está teniendo más costes en términos de empleo son Letonia (14,4%), Lituania (13,7%) y a cierta distancia Irlanda (10%), Estonia (9,9%) y Eslovaquia (9,8%).
Respecto a las otras grandes economías de la UE, el desempleo también está subiendo, aunque mucho menos que en España, en Francia (donde llega al 8,6% de la población activa, un punto más que hace un año), en tanto que ha bajado ligeramente en Alemania (desde el 7,6% al 7,4%).
Para Reino Unido e Italia los últimos datos son del cierre de 2008, cuando el desempleo se situó, respectivamente, en el 6,4% y el 6,9% de la población activa.
Los países que, a pesar de la crisis, logran mantener el desempleo a raya son Holanda (con sólo el 2,7% de los trabajadores parados), Chipre (4,5%), Austria (4,5%), Eslovenia (4,6%), Dinamarca (4,8%) y la República Checa (4,9%).
Los jóvenes, el colectivo más castigado siempre por el paro, son también los más afectados por la desaceleración actual, tanto en España como en Europa.
Según las cifras de Eurostat, el desempleo entre los menores de 25 años ha pasado en el último año del 14,5% al 17,3% en los países de la moneda única y del 14,7% al 17,5% en los Veintisiete.
España, que es líder absoluto de la UE en paro juvenil, ha sufrido un aumento mucho mayor, desde el 20,9% al 31,8%, lo que implica que casi uno de cada tres trabajadores jóvenes están en paro.
Los otros Estados miembros donde el paro afecta a más del 20% de los jóvenes son Suecia (24,1%), Hungría (21,9%), Irlanda (21,2%) y Francia (21,1%).
Holanda, donde sólo el 5,5% de los menores de 25 años no encuentra empleo, está en el otro extremo, seguido de Dinamarca, con el 9,4%.
Por último, la evolución por sexos muestra que, en esta crisis, el paro castiga más a los hombres que a las mujeres, aunque la tasa femenina sigue siendo superior.
El desempleo entre los hombres ha aumentado 1,6 puntos en el último año tanto en la eurozona como en la UE, hasta el 8,1% y 7,8%, respectivamente.
En España, la tasa de paro masculino se elevó en febrero al 14,8%, tras subir siete décimas en enero y 7,1 puntos respecto a febrero de 2008.
Por su parte, el paro femenino ha pasado en doce meses del 8,2% al 8,9% en los países de la moneda única, y del 7,4% al 8% en el conjunto de la Unión.
Las mujeres desempleadas españolas son ya el 16,3%, cinco décimas más que en enero y 5,1 puntos más que en el mismo mes del año anterior.