Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos convocan este viernes huelga en Renfe, Adif y Feve

Los sindicatos con representación en el sector ferroviario han convocado una jornada de huelga de 24 horas en Adif, Renfe y Feve este viernes, 3 de agosto, coincidiendo con desplazamientos masivos de las vacaciones de verano, en contra de los planes de liberalización ferroviaria del Gobierno.
Con el paro, los representantes de los trabajadores ferroviarios muestran su rechazo a los planes anunciados el pasado viernes por el Ministerio de Fomento de abrir a la competencia el transporte de viajeros en tren en julio de 2013 y de segregar la actual operadora pública Renfe en cuatro sociedades.
Según indicaron a Europa Press en fuentes sindicales, la convocatoria se ha acordado por "unanimidad" por todos los sindicatos con representación en el sector (CC.OO., UGT. Semaf, Sindicato Ferroviario, el Sindicato de Circulación y CGT) en la reunión mantenida este lunes para analizar el anuncio de liberalización.
En el encuentro, los sindicatos convinieron también en convocar a los trabajadores ferroviarios a secundar la jornada de movilizaciones en contra de los recortes y nuevas medidas del Gobierno que las confederaciones sindicales de UGT y CC.OO. han convocado para este jueves, 19 de julio.
Los sindicatos ferroviarios fueron convocados el pasado viernes a una reunión en el Ministerio de Fomento, en la que la secretaria general de Transportes, Carmen Librero, y el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, les informaron de los plantes del Gobierno para introducir más competencia en el transporte en tren.
Según los sindicatos, los altos cargos les informaron de que el Gobierno prevé abrir a la competencia en julio de 2013 el transporte de viajeros en tren. En paralelo, Renfe se dividirá en cuatro empresas que, respectivamente, asumirán los negocios de Mercancías, Viajeros, Mantenimiento y Material Rodante.
En cuanto a esta última, no sólo surtirá de trenes a Renfe, sino que también se dedicará a alquilarlos a las empresas privadas que entren a competir con la operadora pública en transporte de viajeros, según detallan los sindicatos asistentes a la reunión con Fomento.
El Ejecutivo pretende poner en marcha este mismo mes este nuevo proceso de liberalización ferroviaria, que se enmarca en el programa de reformas aprobado el viernes en Consejo de Ministros.
De esta forma, el Ejecutivo da un nuevo paso en la liberalización del transporte ferroviario, que arrancó en enero de 2005 con la apertura a la libre competencia del tráfico de mercancías.
Los sindicatos, que ya se manifestaron en Madrid en contra de la liberalización del ferrocarril el pasado 23 de junio, rechazan este proceso y apuestan por un ferrocarril "público, social, viable y con garantías y derechos para la plantilla".
En su opinión, con esta medida, el Ejecutivo "incumple su promesa de no adelantar los plazos de liberalización ferroviaria". "Mientras hay ferrocarriles públicos europeos que aún no han separado la infraestructura de la operación, en España el Gobierno liberaliza el tráfico de viajeros y lo adelanta a julio de 2013", indican los sindicatos. "Quieren acabar con todo, también con el ferrocarril público y con todos los servicios públicos del país", concluyen.