Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos trasladarán a los partidos la urgencia de un Gobierno "de cambio y progreso"

Advierten de que la parálisis política puede agravar los desafíos de los trabajadores
Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, trasladarán a los partidos en una ronda de reuniones con los líderes de las distintas formaciones la "urgencia" de formar en breve un "Gobierno de cambio y progreso", y de proceder a la derogación de las dos últimas reformas laborales.
Así lo han señalado Toxo y Álvarez en declaraciones a los periodistas al término de la reunión que han mantenido las comisiones ejecutivas confederales de ambos sindicatos para presentarse y analizar la situación política y económica actual.
"La parálisis de la política española puede derivar en un agravamiento" de los desafíos a los que se enfrentan los trabajadores y los desempleados, ha advertido Toxo, quien considera que la situación económica evidencia que, dentro del marco de incertidumbre, "no está consolidado el cambio de ciclo en la economía española".
Por ello, ha indicado que "urge" la formación de un "Gobierno de cambio y de progreso" que dé respuesta a las necesidades de los ciudadanos, revierta las políticas de austeridad y acometa un "giro social" a la política.
Álvarez ha detallado que en el encuentro de las comisiones ejecutivas se ha ratificado la "unidad" entre las dos organizaciones, como un punto "clave" de la acción sindical en España para el futuro, y han coincidido en la necesidad de animar a la constitución de un "Gobierno de progreso y de cambio" en los próximos días, al ser una cuestión "necesaria" para poder abordar los problemas de los trabajadores.
Entre otros puntos, han apuntado la necesidad de un plan de choque para el empleo, ya que la situación de parálisis política, en relación con algunos elementos de la Administración, "empiezan a tener efectos muy negativos sobre los trabajadores".
"Las dos organizaciones somos plenamente conscientes de que en los próximos meses nos jugamos la posibilidad o no de revertir las medidas en relación con las reformas laborales de los últimos años. Vamos a trabajar de manera conjunta para que sea posible", ha añadido.
De esta forma, una vez que se constituya el nuevo Gobierno, los sindicatos emplazarán a las patronales a avanzar en ámbitos como el de la negociación colectiva, las rentas salariales y los derechos laborales, entre otros.
RONDA DE REUNIONES.
Para animar a la constitución de ese "Gobierno de cambio y progreso", los secretarios generales de los sindicatos mantendrán una ronda de encuentros durante esta semana y la próxima con los líderes de las principales formaciones políticas, a los que trasladarán sus reivindicaciones y la necesidad de la formación de un Ejecutivo.
Esta misma tarde, Toxo y Álvarez se reunirán con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, un día después del encuentro que éste mantuvo con el líder socialista, Pedro Sánchez.
De esa reunión, Toxo ha señalado que se deduce que hay una "puerta abierta", aunque no sabe si "de par en par o entreabierta", para continuar hablando "a tres" (PSOE, Podemos y Ciudadanos), algo que él ve "imprescindible", aunque finalmente todo dependa de la voluntad de disposición de los partidos y de si se puede "salir de los vetos cruzados".
A su juicio, el objetivo de esas tres formaciones debería de ser el de "avanzar en la definición de un programa con objetivos compartidos, un mínimo común denominador, para formar una mayoría parlamentaria suficiente".
De cara a la reunión de esta tarde con Iglesias, el secretario general de CC.OO. ha detallado que le trasladarán que la ciudadanía corrigió la situación de bipartidismo en las últimas elecciones generales, y ha enviado un "mandato de consenso" y búsqueda de acuerdos, por lo que instarán a que negocien y se acometa un plan social de emergencia para atender las necesidades de la ciudadanía.
"La ciudadanía dijo que este país tiene que cambiar de política económica y política social. Hay actores situados desde el centro a la izquierda que pueden configurarlo", ha agregado Toxo, quien
Preguntados por la posible concesión de Iglesias de aceptar la no derogación de la reforma laboral del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en el marco de las negociaciones con Sánchez para la constitución de un Ejecutivo, Toxo ha afirmado que "las dos reformas laborales deberían ser derogadas".
En todo caso, ha abogado por esperar a ver si el posible Gobierno que se forme "incluye esto y cómo, y qué derivadas tiene", si bien ha insistido en la necesidad de la derogación de las dos últimas reformas laborales y la reposición de los derechos laborales.
Tanto Toxo como Álvarez también han subrayado la necesidad de mejorar las rentas salariales y especialmente del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), y han vinculado a las patronales los estudios que apuntan a la destrucción de empleo en Alemania como consecuencia del aumento salarial.