Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El superávit de la Seguridad Social se reduce un 33,33% hasta julio

Este superávit fue resultado de unos ingresos de 73.060,77 millones de euros, que aumentaron el 0,03 por ciento, frente a unos gastos de 64.448,93 millones de euros, que aumentaron el 7,21 por ciento.
Del total del gasto de la Seguridad Social, el 90,05%, es decir, 58.034,2 millones, fueron prestaciones para familias e instituciones y, de ellas, la mayor partida, 55.881,98 millones, correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, que aumentaron el 6,14% con respecto al mismo periodo de 2008.
Para el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, julio es un mes "especial" porque se abona la paga extraordinaria a todos los pensionistas, lo cual "significa que todos los años se paga más de lo que se ingresa". No obstante, y a pesar de la grave crisis económica, los datos han mejorado con respecto a julio de 2008, ha agregado Granado.
El secretario de Estado destacó que los ingresos han aumentado por primera vez en lo que va de año y que los gastos han moderado su crecimiento.
A pesar de que la Seguridad Social está pagando "muchos centenares de millones más" en prestaciones de la Ley de Dependencia, el sistema mantiene un superávit de casi 9.000 millones, lo que "confirma" que cerrará el año con saldo positivo, ha precisado Granado.
Dentro de los ingresos, las cotizaciones sociales sumaron 61.834,73 millones, lo que representa 2,25 puntos porcentuales menos que en igual periodo de un año antes.
Para 2009 la Seguridad Social prevé ingresar un total de 112.436 millones de euros por cotizaciones sociales, por lo que a final de julio estos ingresos representan el 55% de lo previsto para todo el ejercicio.
Después de las cotizaciones sociales, el mayor ingreso fue por las transferencias corrientes, que supusieron 7.378,43 millones, un 7,41% más que hace un año.
En el capítulo de gastos, y dentro de las prestaciones contributivas, a las pensiones de invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares, se destinaron 51.039,75 millones de euros, el 6,66% más.
La mayor cantidad correspondió a las pensiones de jubilación, 34.060,32 millones, seguida de la viudedad, 9.981,44 millones; invalidez, 6.143,57 millones; orfandad, 719,27 millones, y a favor de familiares, 135,15 millones.
Las pensiones no contributivas sumaron 2.152,22 millones de euros a finales de julio, un 4,13% más y, de ellas, las prestaciones familiares alcanzaron los 850,71 millones, un aumento del 4,92%.
Las transferencias a las comunidades autónomas más que doblaron su importe, principalmente por la Ley de Dependencia, hasta los 1.451,4 millones, lo que supone el 139,51% más.
EB